31 de marzo de 2020
25 de febrero de 2008

Rumí afirma que los inmigrantes no necesitan el contrato de Rajoy sino más oportunidades para encontrar empleo

SANTANDER, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Estado de Inmigración y Emigración del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, Consuelo Rumí, afirmó hoy que los inmigrantes que llegan a España no necesitan el contrato ofrecido por el presidente del PP, Mariano Rajoy, sino "más oportunidades para encontrar empleo" y "más integración".

Rumí realizó estas consideraciones durante su intervención en un mitin en Reocín, en el que estuvo acompañada de la secretaria general del PSC-PSOE, Dolores Gorostiaga.

Para Rumí, la política de inmigración socialista supone un modelo "frontalmente opuesto" al que defiende el Partido Popular de Mariano Rajoy, a quien acusó de utilizar "un discurso irresponsable y demagógico" ante este fenómeno.

La secretaria de Estado de Inmigración y Emigración rechazó el contrato de integración para inmigrantes que "Rajoy se ha sacado de la chistera" y lo calificó de "política de escaparate".

Por el contrario, Rumí afirmó que "el Partido Socialista y José Luis Rodríguez Zapatero apuestan por una política de inmigración basada en la integración y en la convivencia" con actuaciones que den apoyo a las escuelas y a los Ayuntamientos, y el aumento de los recursos para los profesores, entre otras medidas.

En este sentido, Consuelo Rumí señalo que el Gobierno del PP en el año 2004 dio a Cantabria poco más de 62.000 euros para políticas y medidas de integración, mientras que el Gobierno socialista está transfiriendo en la actualidad a la región más de 1.600.000 euros al año. Así, aseguró que en esta legislatura el Gobierno ha dado a Cantabria casi 6 millones de euros, mientras que en la etapa del PP nuestra región recibió apenas 200.000 euros.

Finalmente, la secretaria de Estado de Inmigración recordó que las aportaciones de los inmigrantes a la Seguridad Social "sirven hoy en día para pagar un millón de pensiones" y que este colectivo ocupa puestos de trabajo "que no son demandados por los ciudadanos españoles".