12 de noviembre de 2019
  • Lunes, 11 de Noviembre
  • 2 de julio de 2019

    Sánchez afea a Rivera que no guarde un mínimo decoro al rechazar un nuevo encuentro

    Sánchez afea a Rivera que no guarde un mínimo decoro al rechazar un nuevo encuentro
    02 July 2019, Belgium, Brussels: Spanish Prime Minister Pedro Sanchez arrives on the third day of the European Union leaders special summit. Photo: Thierry Roge/BELGA/dpaTHIERRY ROGE/BELGA/DPA

    BRUSELAS, 2 (EUROPA PRESS)

    El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha afeado este martes al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que no guarde ni tan siquiera "un mínimo decoro institucional" con su negativa a mantener un nuevo encuentro con el candidato a la investidura.

    En rueda de prensa al término del Consejo Europeo, Sánchez ha puesto como ejemplo la actitud que él ha mantenido en las últimas 48 horas en Bruselas, donde ha demostrado ser capaz de negociar y de llegar a acuerdos con representantes del Partido Popular Europeo y de los liberales, a pesar de las discrepancias ideológicas que mantiene con ellos.

    Sánchez no ha dado detalles sobre cuándo prevé iniciar una nueva ronda de contactos con los partidos de cara a su investidura. "Ya tendremos tiempo para hablar de la investidura. Hemos estado aquí 48 horas inmersos en otra realidad" y sin dormir apenas, se ha justificado.

    ANTEPONER EL INTERÉS GENERAL

    Pero sí ha incidido en el intento de presentar la compleja negociación europea como ejemplo de lo que debería ocurrir en España. "Cuando anteponemos la responsabilidad y la generosidad logramos acuerdos en beneficio del interés general", ha remarcado.

    A este respecto, ha juzgado que "no deja de resultar llamativo que en España el que se dice ser el mayor representante" de un partido liberal "no sea capaz ni tan siquiera de tener un mínimo decoro institucional con la Presidencia del Gobierno".

    Sánchez ha recordado las relaciones "muy difíciles" que mantuvo con su antecesor en el cargo, el 'popular' Mariano Rajoy, al que desalojó de La Moncloa vía moción de censura. "Y hemos tenido muchas discrepancias muy fuertes, pero cuando me llamaba yo iba a verle" por "respeto" a su figura pero también porque respetar las instituciones "significa regenerar la vida democrática", ha dicho.

    Tras recordar que los representantes institucionales no llegan "de Marte" sino que los eligen los ciudadanos, Sánchez ha pedido directamente a Rivera que guarde "las formas y el decoro institucional", después de que el líder 'naranja' haya anunciado que no acudirá a la llamada de Sánchez porque no tiene nada distinto que decirle de lo que ya le ha dicho en varias ocasiones: que Ciudadanos ni apoyará ni facilitará con su abstención la investidura de Sánchez, al que urge a acordar con sus socios.

    Sánchez ha reconocido la "capacidad y autonomía" de Rivera de votar "lo que considere" en la investidura, pero le ha instado a ejercer al menos un "fair play" (juego limpio, en inglés).

    Por otra parte, el presidente no ha dado señales de que tenga intención de hacer una propuesta nueva a Podemos para que apoye su investidura. "La oferta del PSOE es clara: un gobierno de cooperación", se ha limitado a señalar.

    Esa oferta, por lo que han trasladado fuentes socialistas hasta la fecha, se limita a aceptar la entrada de miembros de Podemos en puestos intermedios de la Administración, pero fuera del Consejo de Ministros, propuesta que hasta el momento los 'morados' rechazan.