26 de octubre de 2020
18 de septiembre de 2020

Sánchez y Ayuso se reunirán el lunes en la Puerta del Sol para frenar el avance de la pandemia en Madrid

Sánchez y Ayuso se reunirán el lunes en la Puerta del Sol para frenar el avance de la pandemia en Madrid
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez - JESÚS HELLÍN - EUROPA PRESS

Los equipos de ambos gobiernos preparan ya "un espacio de cooperación en la lucha contra el COVID-19"

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

La reunión entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, para abordar el avance de la pandemia en la región, se celebrará el próximo lunes a las 12.00 horas en la sede de la Presidencia autonómica, en la Puerta del Sol, según han informado fuentes de Moncloa y del Ejecutivo regional.

El objetivo de este encuentro, según estas fuentes, es el de "doblegar la curva" de esta segunda ola de coronavirus, que está afectando especialmente a la Comunidad de Madrid. Además, han informado de que los equipos de ambos gobiernos preparan, desde este jueves y durante todo el fin de semana, "un espacio de cooperación en la lucha contra el COVID-19".

El encuentro llega después de que la presidenta autonómica haya pedido en reiteradas ocasiones una cita a Sánchez, por carta y en las videoconferencias de presidentes, para hablar de la pandemia. Además, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, reclamó este jueves por la mañana la "urgente y necesaria" implicación del Gobierno central, tras reconocer que la situación en la región está "empeorando".

Horas después, el jueves por la tarde, el presidente Sánchez remitía una carta a Ayuso en la que planteaba la necesidad de celebrar esa reunión para abordar conjuntamente, y en persona, el avance del coronaviru, "a la vista de la evolución que sigue la pandemia en la Comunidad".

"REFORZAR LOS MECANISMOS DE COGOBERNANZA"

En su misiva, el presidente afirmaba que consideraba "capital reforzar los mecanismos de cogobernanza para complementar los esfuerzos y medios que ya viene desplegando" el Ejecutivo regional y, además, se mostraba "encantado de desplazarse a las dependencias de la presidencia regional de la Comunidad de Madrid", en la Puerta del sol, donde finalmente se desarrollará el encuentro.

"Desearía tener oportunidad de estudiar conjuntamente el modo de reforzar esos esfuerzos y medios que pueda aportar el Gobierno de la nación con el fin de superar cuanto antes los momentos críticos que atraviesa la región en beneficio de sus ciudadanos", manifestó Sánchez.

Por su parte, la dirigente madrileña recogió el guante, puso a disposición a su equipo para concertar la cita e insistió en la necesidad de abordar "estrategias conjuntas". Este encuentro se producirá tres días después de que el Gobierno madrileño anuncie este viernes nuevas medidas de restricción para la autonomía, dado el incremento de contagios que está experimentando en los últimos días.

LAS COMPETENCIAS, DE MADRID

Hasta ese momento, el Gobierno central había manifestado su "preocupación" por la situación en Madrid, y había asegurado estar "vigilantes", pero defendiendo, eso sí, que la obligación de tomar las decisiones le corresponde a la Comunidad de Madrid, al ser los Gobiernos autonómicos los que asumieron la responsabilidad y las competencias para gestionar la pandemia desde que se levantó el estado de alarma y, con él, el mando único del Ministerio de Sanidad.

En este sentido, la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, había afirmado horas antes de la carta, al ser preguntada por la reclamación del Ejecutivo autonómico, que estaban esperando a que la Comunidad tomara las decisiones que considerara oportuno, para "ayudarla" y "arroparla" en lo que fuera necesario. Eso sí, también quiso dejar claro que, a su juicio, "el Gobierno no ha dejado de estar implicado nunca, desde el minuto uno".

El Gobierno madrileño, que ahora reclama una mayor implicación del Ejecutivo central en la lucha contra la pandemia, fue uno de los más críticos con la decisión del Ejecutivo de mantener hasta casi el mes de julio las restricciones a la movilidad del estado de alarma. En Madrid tardaron más en levantarse esas medidas que en otros territorios, por la mayor incidencia del virus en la Comunidad en comparación con otras.

Con el fin del estado de alarma, la culminación del proceso de desescalada, y la entrada en la llamada "nueva normalidad", el Gobierno inició una nueva fase caracterizada por la apuesta por la "cogobernaza", para que fueran las Comunidades las que, en coordinación con el Ejecutivo, estuvieran al frente de la gestión de la pandemia.

En su carta de este jueves, Sánchez volvió a reafirmar ese compromiso. "El Gobierno de España considera de la máxima importancia actuar en cooperación con todas las administraciones, y en particular las CCAA, en la lucha contra la pandemia que golpea a nuestro país desde hace meses", aseguró.

Y añadió que "esa misma disposición ha inspirado la actuación de todos los departamentos del Ejecutivo: empezando por el Ministerio de Sanidad durante el estado de alarma y en el periodo posterior promoviendo la máxima coordinación de las administraciones sanitarias de las distintas CCAA dentro del más estricto respeto a las competencias que les asignan las leyes".

"La misma regla ha guiado a los restantes departamentos, Interior, Defensa, Fomento, Economía o Hacienda que han brindado todo su respaldo a las administraciones sanitarias competentes", ha apostillado.

DELEGÓ EN LAS CCAA PEDIR EL ESTADO DE ALARMA EN SUS TERRITORIOS

De hecho, el pasado 25 de agosto Sánchez dio un paso más en esa estrategia de "cogobernanza", y ofreció a los presidentes autonómicos que lo consideren necesario que pidan la declaración del estado de alarma en sus respectivos territorios o en una parte de ellos, y se comprometió a apoyarlo y defenderlo en el Congreso.

Según explicó entonces, cada presidente autonómico sería el encargado de defender la declaración de alarma ante el Congreso de los Diputados, así como sus eventuales prórrogas, y se convertiría en la máxima autoridad competente para hacer frente a la crisis sanitaria, como ya lo fue en la última fase de la llamada 'desescalada' el pasado junio. Además, adelantó que todas las solicitudes "fundadas" contarán con el respaldo parlamentario de "la mayoría que sostiene al Gobierno".

Para leer más