29 de marzo de 2020
16 de noviembre de 2018

Sánchez defiende la democracia como "alternativa de esperanza" frente al "repliegue nacional"

Sánchez defiende la democracia como "alternativa de esperanza" frente  al "repliegue nacional"
CASA REAL
415114.1.644.368.20181116190915
Vídeo de la noticia

Asegura que España es "especialmente sensible" a la crisis migratoria y anima a sus homólogos a buscar soluciones regionales

ANTIGUA (GUATEMALA), 16 (De la enviada especial de Europa Press, Rocío Martínez Posada)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido la democracia como una "alternativa de esperanza" frente al "repliegue nacional" que se ha producido en "buena parte del mundo", en su intervención de este viernes durante la XXVI Cumbre Iberoamericana que se celebra en Antigua (Guatemala).

"Frente al repliegue nacional que estamos viendo en la construcción de muros y en los discursos xenófobos y ultranacionalistas que se escuchan en buena parte del mundo, nuestra comunidad iberoamericana ofrece una alternativa de esperanza" por los "valores irrenunciables" que la unen, como la democracia, el Estado de Derecho y los Derechos Humanos, ha dicho Sánchez.

En la misma línea, ha criticado a quienes prefieren "la retórica de la fuerza" a la palabra y la paz, advirtiendo de que el espacio que deja vacante la "política democrática" suele ser ocupado por la "política autoritaria".

Sánchez no ha mencionado a ningún país, si bien estas declaraciones se enmarcan en la tensión regional por la crisis política y económica en Venezuela, que ha provocado un éxodo de tres millones de personas, y por los 300 muertos que ha dejado la represión gubernamental de las protestas en Nicaragua.

Ni el presidente venezolano, Nicolás Maduro, ni el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, han acudido a la Cumbre Iberoamericana, aunque han mantenido la incógnita hasta el último minuto. Ambos han enviado a sus ministros de Exteriores, Jorge Arreaza y Denis Moncada, respectivamente.

"Es bueno recordar a quienes minimizan la democracia que el mundo no ha conocido un mejor sistema", ha afirmado. "Por notables que sean sus fallos", ha argumentado, "la democracia es el único sistema que puede vencer al miedo y construir prosperidad".

UN PROYECTO COMÚN

Sánchez ha definido a la comunidad iberoamericana como "mucho más que un foro de concertación". A su juicio, "es un acervo y un proyecto común" que no hace falta fabricar porque ya hay una "solidaridad real" entre sus países gracias a los lazos históricos que les unen.

"Todo lo que hacemos juntos desde nuestra diversidad nos multiplica frente al resto del mundo", ha ensalzado. Y por ello el espacio iberamericano "es más necesario que nunca" para "forjar un futuro común que no está escrito", ha reivindicado.

Además, ha ratificado que América Latina "es una de las grandes prioridades de España" y ha asegurado que seguirá siéndolo durante su Presidencia.

En este punto, el presidente español ha querido matizar que España "siempre" reconocerá la individualidad de cada país latinoamericano "sobre una base de respeto profundo".

CRISIS MIGRATORIA

Por otro lado, Sánchez ha declarado que España es "especialmente sensible a la crisis migratoria sin precedentes que se está produciendo en América Latina", en alusión a los miles de centroamericanos que desde mediados de octubre marchan en caravana hacia Estados Unidos.

El presidente español ha considerado que "los flujos migratorios y sus derivadas humanitarias exigen respuestas regionales coordinadas y solidarias".

En concreto, ha reclamado "marcos regulatorios que garanticen los derechos de los migrantes y que permitan a las sociedades beneficiarse de una migración ordenada y garantista".

Sánchez también ha pedido a sus homólogos iberoamericanos "no olvidar las lecciones de la Historia para evitar el avance de discursos excluyentes".

Asimismo, ha aprovechado para agradecer a la región la acogida de los jóvenes españoles que emigraron con la crisis económica "en busca de oportunidades".

PLENA CONFIANZA

El inquilino de la Moncloa ha manifestado su total confianza en los países iberoamericanos para buscar soluciones a sus propios problemas, a pesar de lo cual ha ofrecido la ayuda española y su interlocución en la UE.

"Cualesquiera que sean las dificultades, España apostará siempre por Iberoamérica", ha subrayado. "Todo lo que aquí ocurre lo sentimos como propio", ha apostillado.

Como prueba, ha anunciado un acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para desarrollar "proyectos de infraestructuras sostenibles, de impacto social y componente regional", que España financiará con diez millones de dólares.

AGENDA 2030

Sánchez se ha referido igualmente a la Agenda 2030, que sirve de eje a esta Cumbre Iberoamericana, como "el camino trazado por la ONU para que la dignidad y la justicia dejen de ser anhelos utópicos y se conviertan en realidades palpables".

En su opinión, es "un auténtico contrato social global que vincula a los gobiernos con objetivos irrenunciables para la Humanidad" y ha enunciado algunos de los objetivos por los que ha apostado el Ejecutivo español.

Entre ellos ha destacado la lucha por el "empleo digno", una cuestión sobre la que España ha presentado un comunicado especial que se publicará como documento oficial del cónclave interoceánico.

De la misma forma, ha expresado su deseo de que Iberoamérica se convierta en "un faro de la igualdad de género". En este sentido, ha mencionado los esfuerzos de su Ejecutivo --"orgulloso" de ser feminista-- por cerrar la brecha salarial entre hombres y mujeres.

En cuanto al cambio climático, ha considerado que "no es que sea el momento de actuar" para frenarlo, sino que "no hay mas alternativa que actuar". Sánchez ha valorado en este punto la creación de un Observatorio Iberoamericano sobre Cambio Climático en La Rábida (Huelva).

El presidente español ha enfatizado que todos los países deben ser conscientes de su "responsabilidad compartida para seguir mirando al futuro y afrontar los desafíos comunes" a través de la Agenda 2030.