12 de julio de 2020
2 de mayo de 2020

Sánchez advierte a la oposición que "no hay plan B" al estado de alarma, que es "eficaz y necesario"

Sánchez advierte a la oposición que "no hay plan B" al estado de alarma, que es "eficaz y necesario"
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una comparecencia en el Palacio de la Moncloa. - MONCLOA

Afirma que el Gobierno mantiene un esfuerzo de "diálogo y acuerdo" y que antes de las prórrogas habla con los representantes de la oposición

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido este sábado el uso del estado de alarma como figura "eficaz y necesaria" frente la crisis del coronavirus, advirtiendo a los partidos de la oposición que "no hay plan B". "El único plan es el estado de alarma", ha dicho tras anunciar que solicitará una nueva prórroga al Congreso de los Diputados la próxima semana, al ser preguntado por las reticencias de algunos partidos de seguir apoyando nuevas prórrogas.

En rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa, Sánchez ha insistido en que aplicar esta figura constitucional no es un "capricho" o una "excentricidad". Según ha señalado, el confinamiento y las demás medidas de restricción del movimiento están ayudando a frenar el contagio y, además, el estado de alarma es necesario para amparar las medidas de apoyo económico frente a la crisis.

En este sentido, ha subrayado que el confinamiento impuesto con el estado de alarma decretado el pasado 14 de marzo ha demostrado ser un "instrumento eficaz de lucha contra el Covid-19", ya que se ha pasado de una tasa de contagios del 35% a un 0,5% actualmente.

Por lo tanto, considera que mantener vigente este instrumento jurídico --que, según ha resaltado, se ha aplicado de forma similar en "la mayoría" de los países europeos en la batalla contra el virus-- es "una necesidad" para poder aplicar medidas "muy duras" como son el confinamiento o el ordenamiento de la movilidad.

CONSECUENCIAS DE NO RENOVAR EL ESTADO DE ALARMA

Asimismo, se ha preguntado "qué pasaría" con algunas de las ayudas que el Ejecutivo ha aprobado para amparar a los golpeados por las consecuencias económicas y sociales de esta crisis, por ejemplo las medidas relativas a los Expedientes de Regulación Temporal del Empleo o las destinadas a los autónomos.

Tras advertir del "impacto" sanitario, económico y social que podría tener que el Pleno del Congreso no renovara el estado de alarma la próxima semana, el presidente ha dicho que confía en que las distintas fuerzas políticas estén "a la altura" y actúen con "responsabilidad".

"Pido que todos arrimemos el hombro" y "podamos prolongar el estado de alarma en tanto en cuanto persista la existencia del virus en la desescalada", ha manifestado, añadiendo que si estaba justificado este instrumento a mediados de marzo, ahora, que "hay más incertidumbres que certezas, existen "muchos más argumentos" para mantenerlo.

Según ha destacado, "el virus sigue ahí, al acecho", y es necesario "estar preparados para poder reaccionar y gobernar esta transición hacia la nueva normalidad".

PIDE RESPONSABILIDAD Y GENEROSIDAD

Además, ha defendido la decisión "política" del Gobierno del PSOE y Unidas Podemos de acudir al Congreso cada quince días para solicitar la renovación del estado de alarma y, en ese marco, someterse al "escrutinio" de los grupos de la oposición.

El jefe del Ejecutivo ha afirmado que el proceso de desescalada requerirá de "mucha prudencia, diálogo bilateral, cogobernanza entre el Gobierno y las comunidades autónomas y muchísima responsabilidad y generosidad por parte de todos".

En este sentido, ha dicho que el Gobierno "no va a polemizar con nadie", sino que va a buscar la unidad y a escuchar a todos los colectivos, las Administraciones Públicas, los agentes sociales y los partidos políticos, atendiendo sus demandas e incorporando sus propuestas.

"Porque los contagios no se evitan con polémicas, el virus no se doblega con división y ningún enfermo se cura con insultos", ha añadido, apostando por "remar juntos" y por que Gobierno y oposición se coordinen para los pactos de reconstrucción social y económica.

QUEJAS DE CASADO Y ARRIMADAS

Sánchez ha explicado que, tras reunirse los sábados con el comité técnico de seguimiento diario del coronavirus, que le traslada sus recomendaciones, los lunes previos a la aprobación de las prórrogas del estado de alarma habla con los representantes de las fuerzas políticas.

De hecho, ha indicado que así lo hizo para solicitarles su apoyo de cara a las tres prórrogas del estado de alarma que se han votado en el Congreso. Sobre las quejas de falta de diálogo expresadas por los líderes del PP y de Ciudadanos, Pablo Casado e Inés Arrimadas, entre otros, ha insistido en que a principios de semana habla con los líderes políticos y que lo volverá a hacer en esta ocasión.

"El esfuerzo de diálogo, interlocución y acuerdo del Gobierno de España con los agentes sociales, las comunidades autónomas y los partidos políticos es indudable", ha defendido.

Respecto a las comunidades autónomas, ha hecho hincapié en que nunca antes se había celebrado con tanta frecuencia la Conferencia de Presidentes como durante la crisis del coronavirus y que este domingo va a tener lugar la octava reunión.

También ha mencionado los contactos con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y con los agentes sociales para hablar de cuestiones como los ERTE o el plan de desescalada y los 23 encuentros del ministro de Sanidad, Salvador Illa, con los consejeros autonómicos. Según ha precisado, "el 83% de las medidas propuestas por las comunidades están recogidas en el plan de transición".