20 de septiembre de 2019
12 de diciembre de 2018

Sánchez arremete contra la vía eslovena de Torra: "Es la desesperación de quien no tiene más argumento que la mentira"

418232.1.500.286.20181212093201
Vídeo de la noticia

Se reafirma en el envío de un número "suficiente" de agentes a Cataluña si persiste la permisividad del Govern con los CDR

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Torra garantiza su rechazo a la violencia pero mantiene su apelación a Eslovenia

¿Cuál es la vía eslovena de la que ha hablado Torra?

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha arremetido este miércoles sin miramientos contra la defensa de la vía eslovena para Cataluña defendida por el president Quim Torra porque denota la "desesperación de quien no tiene más argumento que la mentira".

En su primera intervención en el Pleno del Congreso de los Diputados dedicado a Cataluña, Sánchez ha advertido de que reivindicar como lo hace el independentismo catalán la vía kosovar o eslovena denota un "desconocimiento de la historia" y una "manipulación inaceptable", entre otras cosas porque Eslovenia alcanzó la independencia tras una guerra de 10 días que se saldó con decenas de muertos.

Sánchez ha recordado la etapa en que trabajó como miembro del gabinete del Alto Representante de Naciones Unidas en Bosnia Herzegovina, en la que vivió de primera mano las consecuencias de las guerras civiles en la antigua Yugoslavia, y en particular, cómo los refugiados kosovares huían de la limpieza étnica. "No hace falta que me lo cuenten. Lo vi y lo viví", ha subrayado.

A la denuncia de las palabras de Torra, el presidente ha unido una advertencia. El Gobierno español enviará a Cataluña un "número suficiente" de efectivos policiales en caso de que el Govern persista en su política de permisividad y de dejación de funciones ante las acciones de los Comités de Defensa de la República (CDR) que ponen en riesgo la seguridad de los catalanes.

Una advertencia que ya avanzó el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en una carta remitida el lunes al conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet.

Sánchez ha dejado claro al Govern catalán que "no aceptará que se produzca" ninguna "dejación de funciones" en relación con las instrucciones que deben recibir los Mossos d'Esquadra para garantizar la seguridad en Cataluña, como la que tuvo lugar a su juicio el fin de semana ante el cierre de la AP-7 durante 15 horas por los CDR y los levantamientos de las barreras de peaje en otras vías catalanas.

VIOLAR LA CONSTITUCIÓN TENDRÁ RESPUESTA FIRME

No ha sido la única advertencia vertida por Sánchez en su primera intervención. También ha avisado al Govern de Quim Torra de que cualquiera de sus actuaciones que se sitúe "fuera de la Constitución y del Estatuto contará con la respuesta firme, pero serena, proporcional y contundente" del Estado español. "No hace falta decir más, no hay que gesticular", ha añadido evitando citar la aplicación del artículo 155 de la Constitución aplicado ya una vez en Cataluña.

Sánchez ha aprovechado su discurso para anunciar que en el Consejo de Ministros que el Gobierno celebrará en Barcelona el próximo 21 de diciembre se aprobará la subida del Salario Mínimo Interprofesional a 900 euros.

En una comparecencia en la que se acumularon las peticiones relacionadas con la política del Gobierno hacia Cataluña con las referidas a la última cumbre europea sobre el Brexit, Sánchez ha establecido paralelismos entre el independentismo catalán con los defensores del Brexit en Reino Unido, pues caminan con "retóricas similares".

Los dos movimientos construyen un "relato de agravios manipulado", empujan a la población a escoger una única identidad, o ser español o catalán, europeo o británico, cuando durante decenas de años se ha podido convivir con esas identidades sin problemas, según el diagnóstico elaborado por el presidente.

Sendas corrientes de opinión "culpabilizan a un tercero mientras obvian las responsabilidades propias en recortes en sanidad, educación", demonizan al que discrepa y fuerzan a la población a "militar en campos enfrentados". Construyen una "ensoñación que al chocar con la realidad" genera una "frustración que nadie quiere gestionar", ha advertido Sánchez, que ha advertido una vez más al independentismo catalán de que carece de la mayoría suficiente para imponer su proyecto.

La mayoría de los catalanes, ha incidido, no está por la independencia, sino por reforzar y mejorar el autogobierno catalán, opción que sí acepta el Gobierno de Sánchez.