17 de noviembre de 2019
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • 7 de septiembre de 2009

    Sánchez Gordillo reclama la dimisión de López Garzón y anuncia movilizaciones si los detenidos no son liberados

    Asegura que el grupo de IU en la Cámara Baja pedirá la comparecencia de Rubalcaba

    SEVILLA, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El portavoz del Colectivo Unidad de los Trabajadores-Bloque Andaluz de Izquierdas (CUT-BAI) y parlamentario andaluz por IU-CA, Juan Manuel Sánchez Gordillo, reclamó hoy la dimisión o cese del delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, por la represión de la Policía Nacional a las acciones sorpresa promovidas ayer por el Sindicato Andaluz de Trabajadores (antiguo SOC), anunciando "movilizaciones hoy mismo" si no son liderados los diez detenidos, entre los que figura el secretario general del sindicato, Diego Cañamero.

    Sánchez Gordillo, concentrado hoy a las puertas de los juzgados de Sevilla junto a varios centenares de militantes y simpatizantes del SAT, dijo a Europa Press que la actuación protagonizada por la Policía Nacional para impedir las movilizaciones promovidas por el SAT, caso que ayer se saldó con diez detenidos y varios agentes lesionados, fue "inexplicable" y "fuera de toda lógica", máxime cuando las autoridades "saben cómo somos", aludiendo al carácter pacífico de otras protestas y actuaciones organizadas por el colectivo de jornaleros.

    En ese sentido, consideró que la única explicación de esta actuación policial es que el PSOE, a través de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, "quiere acabar con la mosca cojonera del SOC a palo limpio", lo que le llevó a anunciar que él mismo ha contactado con el coordinador federal de IU, Cayo Lara, para promover que el Grupo de diputados de la federación de izquierdas reclame una comparecencia en el Congreso del ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. "Esto no tiene ninguna lógica", insistió en cuanto a la actuación de los agentes.

    Así, el líder del CUT-BAI y diputado andaluz de IU explicó que los diez detenidos, entre los que figura el histórico dirigente jornalero Diego Cañamero, habrían comenzado a "prestar declaración" ante los investigadores de la Policía Nacional pero no habrían sido entregados a los juzgados, porque varios centenares de militantes del SAT aguardan en sus aledaños bajo "mucha vigilancia policial".

    En cuanto al destino de los detenidos, advirtió de que los jornaleros "hemos repartido a más de 500 militantes en puntos estratégicos de Sevilla" al objeto de "comenzar las movilizaciones hoy mismo" en el caso de que estas personas "no sean puestas en libertad" a lo largo del día tras comparecer ante un juez.

    LOS HECHOS

    Diez militantes del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) fueron detenidos en la tarde de ayer tras protagonizar varias acciones para pedir ayudas económicas para los trabajadores del campo, esto es, irrumpieron en las instalaciones de RTVA, una institución en la que Sánchez Gordillo denunció el "caciquismo" del PSOE, e intentaban cortar la SE-30 y las vías del AVE que unen Sevilla y Madrid.

    Del mismo modo, hace varias semanas los militantes del SAT ocuparon la oficina de CajaSur, en Córdoba, situada en frente del Corte Inglés, tras desalojar las vías tres y dos del AVE que cortaron previamente en la estación de Córdoba, después de que la Policía les diera un plazo de diez minutos para desalojarlas.

    Estas protestas se dan después de que el sindicato ampliara hasta el 18 de agosto el plazo dado a la Administración andaluza. Las demandas del SAT se centran en el aumento del subsidio o desempleo agrario a un mínimo de diez meses al año, la eliminación de las 35 peonadas como requisito para solicitar el subsidio agrario, la condonación al 50 por ciento del sello o cuotas de la Seguridad Social agraria mientras estén los trabajadores en paro y la ampliación del subsidio a un año una vez que se agoten las prestaciones.