17 de enero de 2021
25 de noviembre de 2020

Sánchez quiere cierta "discreción" en política migratoria y une fuerzas con Italia para pedir solidaridad europea

Sánchez quiere cierta "discreción" en política migratoria y une fuerzas con Italia para pedir solidaridad europea
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente del Consejo de Ministros de Italia, Giuseppe Conte, durante la XIX Cumbre hispano-italiana en Palma de Mallorca - POOL MONCLOA/FERNANDO CALVO

El primer ministro italiano espera que la "complicidad estratégica" con España sea "un nuevo motor" para la UE

PALMA, 25 Nov. (de la enviada especial de EUROPA PRESS Carolina Jiménez) -

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha sumado fuerzas con Italia para reclamar mayor solidaridad europea en la gestión de las migraciones al tiempo que ha evitado dar detalles concretos sobre las medidas que el Gobierno está tomando con los que han llegado a Canarias. La política migratoria, ha dicho, es "multidimensional" y es importante "subrayar la solidaridad entre territorios pero también contar con la suficiente discreción para hacer esa política migratoria".

Sánchez y su homólogo italiano, Giuseppe Conte, han copresidido en Palma una cumbre bilateral entre los dos gobiernos -con una decena de ministros de cada país-- el mismo día en que han dado a conocer un documento de trabajo que ambos han enviado a Bruselas junto a sus colegas de Grecia y Malta con un objetivo: que en la propuesta de pacto europeo de migraciones "esté mucho más clara la solidaridad" entre países.

En opinión de Sánchez, "el control de fronteras tanto de Italia como de España es eficaz", así que "el problema no es ese", sino que el problema es qué se hace "con aquellos seres humanos que son traficados por mafias y que corren el riesgo de morir en el mar". Ese documento de trabajo propone, entre otras cosas, que se mantenga la vía de reubicaciones obligatorias de migrantes como instrumento de solidaridad entre socios.

Sánchez también cree que algunos socios europeos solo ven "una perspectiva del fenómeno", y no su dimensión de relaciones exteriores. España e Italia también han enviado a Bruselas un documento de trabajo con propuestas para impulsar las relación con los vecinos del sur en múltiples ámbitos, con motivo del 25 aniversario del Proceso de Barcelona.

El español ha defendido que la propuesta de los países del sur para las migraciones es "valiente" y "hace mejor a la UE". Conte, por su parte, ha puesto en valor que los países europeos hayan accedido a reformar la política migratoria y en concreto el Reglamento de Dublín, "un cuello de botella legislativo por el cual los que llegan son retenidos en los países de primera entrada".

"Cuando habitamos una casa común, y somos muchos, todos tienen que ver que no pueden quedarse solo con las comodidades, hay que asumir las cargas", ha señalado. Es más, ha advertido a los países que, por su situación geográfica, se sienten "un poco al margen" del actual desafio, de que "el contexto histórico y los flujos migratorios pueden cambiar, y mañana pueden venir del este". "No puede ser que un país soporte toda la carga de las llegadas", ha abundado.

ACUERDO SOBRE LOS FONDOS EUROPEOS

Conte está convencido de que los argumentos que comparten España e Italia son sólidos, y cree que su unidad les dará fortaleza en este expediente, igual que se la dio en la negociación del fondo de recuperación europea. En este punto, han confiado en que, pese al veto actual de Polonia y Hungría, sea posible un acuerdo unánime de los 27 antes de fin de año porque los ciudadanos europeos "no pueden esperar más".

Ambos jefes de Gobierno han incidido en que esta cumbre, la primera bilateral desde 2014, supone en sí misma una señal de la sintonía y la concertación entre los dos países. Es más, espera que la "complicidad estratégica" entre dos países que reúnen un cuarto de la población europea sea "un nuevo motor" para la construcción de la UE.

Los dos Gobiernos comparten además su apuesta por una mayor integración europea y una mayor coordinación en el ámbito sanitario, empezando por buscar una respuesta común a los retos movilidad que plantean las Navidades.

Como líderes de dos países muy golpeados por la primera ola del coronavirus, en lo sanitario y en lo económico por el fuerte peso del turismo en ambos, Conte y Sánchez han hablado en muchas ocasiones y se han visto tres veces en los últimos seis meses y el italiano ha expresado sintonía incluso personal con su anfitrión.

"CON PEDRO HAY ALGO MÁS"

"A veces en las responsabilidades institucionales hay reuniones muy encorsetadas, pues bien, con Pedro hay algo más", ha dicho Conte, destacando que en sus contactos frecuentes ha comprobado de Sánchez su "propensión al diálogo, su trato humano y su inteligencia política".

Los dos Gobiernos han firmado una declaración conjunta con motivo del Día para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y de la Cumbre ha salido una declaración de 25 páginas que cubre todos los aspectos de la relación bilateral europea, además de memorandos en materia de Economía y Empleo.

También se ha firmado uno en materia de relaciones exteriores que institucionaliza las consultas políticas bilaterales en materia política, económica, cultural, científica, consular y en el marco de la UE, la OTAN y la OMC.

Para leer más