21 de noviembre de 2019
  • Miércoles, 20 de Noviembre
  • 25 de septiembre de 2019

    Sánchez sitúa al PSOE en la izquierda moderada y no aventurera frente al espacio de Podemos que está en recomposición

    Sánchez sitúa al PSOE en la izquierda moderada y no aventurera frente al espacio de Podemos que está en recomposición
    El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez (2i), la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern (3i), y los anfitriones Bill (1i) y Melinda Gates (1d), antes del comienzo del acto Goalkeepers de la Fundación Gates sobre la lucha contra lMONCLOA

    MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha reivindicado este miércoles a su partido, el PSOE, como la izquierda moderada que quiere dar una respuesta progresista a los problemas a los que se enfrenta España sin lanzarse a aventuras. Una izquierda que ha contrapuesto a la que representa Iñigo Errejón, al que ha situado en el espacio político que representó Podemos y sus confluencias y que hoy está "en recomposición".

    En rueda de prensa desde Nueva York, donde participa en los actos con motivo de la inauguración del nuevo periodo de sesiones de la Asamblea General de la ONU, Sánchez ha indicado que el PSOE asiste desde "cierta distancia", pero también desde el "respeto" a este proceso de recomposición del espacio político a su izquierda y "sin ninguna voluntad" de inmiscuirse en los asuntos internos de otras fuerzas.

    Bajo su punto de vista, el PSOE ha de volcarse en explicar a la ciudadanía que su partido es el que mejor puede garantizar que España se dote para los próximos cuatro años de un gobierno "progresista" y "coherente" que "ponga fin a cinco años de inestabilidad e interinidad".

    Si en la campaña a las elecciones del 28 de abril, los socialistas machacaron con el mensaje de que lo que estaba en juego era un gobierno que garantizase el avance del país y no el retroceso que proponían las formaciones de derecha, Sánchez ha señalado que la pregunta que los electores tendrán que hacerse de cara al 10 de noviembre es si quieren que España tenga un "gobierno estable, coherente" capaz de responder con propuestas progresistas a los retos internos y globales a los que ha de hacer frente el país.

    En su opinión, el único partido en España que puede garantizar "el progresismo, la estabilidad y la coherencia" es el PSOE, que representa la izquierdar "constitucionalista, moderada, reformista, positiva, constructiva" que quiere dar una respuesta progresista, pero "no aventurera".

    Los comicios del 10 de noviembre serán, por tanto, bajo su punto de vista, una "oportunidad" para acabar con la interinidad que preside la política española en los últimos años y abrir una nueva etapa de estabilidad.

    Para lograrlo, es necesario, ha advertido, que "se movilicen los millones de españoles progresistas" que fueron a votar por el PSOE el pasado 28 de abril, pero también aquellos que se decantaron por otras formaciones políticas pero han visto que su voto ha ido a parar a líderes que, con su actitud de bloqueo, han "contribuido a la inestabilidad".

    Horas antes, en una entrevista con Bloomberg, Sánchez culpó de la repetición electoral al "comportamiento irracional" de la oposición, no sólo de Podemos por buscar un gobierno "compartimentado", en vez de cohesionado, sino también de la derecha por su negativa a abstenerse e impedir así que la gobernabilidad del país descansara en las fuerzas independentistas.