20 de agosto de 2019
10 de septiembre de 2014

Santamaría insiste en que quieren debatir sobre la elección de alcaldes y que el PP actúa con "sentido de Estado"

El socialista Hernando duda del interés de consenso del PP mientras presenta mociones en toda España pidiendo el cambio, no dialogar

Santamaría insiste en que quieren debatir sobre la elección de alcaldes y que el PP actúa con "sentido de Estado"
EUROPA PRESS

MADRID, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha insistido en que el interés del Gobierno es promover el debate sobre cómo cambiar la elección de los alcaldes y ha defendido que a su partido, el PP, siempre le mueve el "sentido de Estado" cuando se trata de cambiar las "reglas de juego" del sistema, como la ley electoral.

Santamaría ha respondido así a Antonio Hernando en su primer 'cara a cara' con el nuevo portavoz del PSOE en el Congreso, que hoy se ha estrenado en la sesión de control al Gobierno en la Cámara.

El dirigente socialista ha elegido para su primera pregunta a al vicepresidenta en la Cámara la reforma de la elección de los alcaldes, planteada por el PP nueve meses antes de las elecciones. "¿Por qué lo llaman regeneración cuando quieren decir miedo al libre voto de la ciudadanía", ha preguntado Hernando.

Ha exigido por ello consenso en un cambio de las reglas del juego electoral y ha considerado contradictorio que el Gobierno asegure que quiere abrir el debate mientras su partido, el PP, presenta mociones en todos los ayuntamientos españoles pidiendo el cambio legal, no el diálogo.

"Les decimos que no acaben con uno de los pocos consensos que nos quedan en la democracia española. En materia de reglas del juego, gobiernen sólo con sentido de Estado", le ha reclamado a la vicepresidenta.

DE 1983 A LA ELECCIÓN DE JUNCKER

Sáenz de Santamaría le ha asegurado que el PP se ha actuado así y que la historia "vincula" también al PSOE, al que le ha recordado dos antecedentes de propuestas unilaterales para cambiar la ley electoral, en 1983 y en 1998.

La vicepresidenta ha sacado también a colación un caso reciente, el voto en contra de los socialistas españoles de la elección de Jean-Calude Juncker como presidente de la Comisión Europea, pese a haber sido acordado entre los dos grandes partidos que apoyarían al más votado.

"En sentido de Estado han empezado ustedes mal. No les gustan las elecciones mayoritarias ni en los municipios ni en la Comisión Europea, donde había un acuerdo y no tuvieron ningún inconveniente el señor Sánchez ni ustedes en romperlo", ha concluido.