28 de septiembre de 2020
7 de octubre de 2009

De Santos: "Sufrí una agresión sexual y conozco las secuelas, pero las que arrastren los menores serán por mentir"

El abogado asevera que los hermanos "pudieron autoprotegerse" porque "todos somos capaces de matar o mentir por un hermano"

PALMA DE MALLORCA, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ex concejal de Urbanismo en el Ayuntamiento de Palma, Javier Rodrigo de Santos, aseveró hoy ante el tribunal que en su adolescencia sufrió una agresión sexual y conoce "cuáles son las secuelas", por lo que se planteó cuáles podrían ser las que les queden a los cuatro menores presuntamente abusados sexualmente por él "en la hipótesis de que me condenen y sabiendo ellos que no son ciertas sus acusaciones". "Tengo la conciencia tranquila", enfatizó el ex edil.

Así lo puso de manifiesto al hacer valer su derecho a la última palabra en el juicio donde ha sido juzgado por presuntos abusos sexuales a menores, donde incidió en que los supuestos episodios sufridos "no les han creado secuelas". "¿Pero y si mienten?", espetó el ex regidor asegurando que "sé que mienten y no sé por qué", unas declaraciones que efectuó instantes antes de que el presidente del tribunal, Juan Catany, declarase el juicio visto para sentencia.

Momentos antes de que De Santos tomase la palabra, su letrado, José Ignacio Herrero, aseveró durante la exposición de informes finales que la declaración de las presuntas víctimas no son "requisito que pueda constituir prueba de cargo" y recriminó que se solicite una "pena elevadísima, superior a la de un asesinato", en relación a los 24 años de prisión que pide la Fiscalía. Tal y como recalcó, cualquiera de los tipos penales que se le atribuyen prescribe a los tres años y subrayó que la absolución de su patrocinado es en este caso "la única posibilidad posible".

En su intervención, aseveró que los hermanos pudieron "autoprotegerse" entre ellos para defender los abusos, ya que "todos somos capaces de matar o mentir por un hermano". "¿No es posible que se hubieran autoprotegido?", insistió el letrado, quien recordó además que de acuerdo a lo relatado por varios testigos "tenían miedo a denunciar por miedo a las consecuencias", por lo que aseveró que "la posibilidad existe ya que la literatura histórica está llena de actos mucho más infames que esto".

Al hilo de lo anterior, el abogado recalcó que la prueba de cargo es la de cuatro hermanos que "se contradicen entre sí, no son capaces de precisar las fechas, y de ellos Emmanuelle es el más significativo, con una declaración absolutamente cambiada en el juicio". Sobre la declaración de los padres, aseveró que "no han sido capaces de precisar los abusos sufridos", y sobre los funcionarios que también fueron interrogados -un psicólogo, una orientadora y una jefa de estudios- manifestó que "escucharon de los menores una narración pero nada más, lo que no es un elemento periférico que corrobore los hechos".

(HABRÁ AMPLIACIÓN)