26 de noviembre de 2020
1 de abril de 2007

Sanz (PP) asegura que Chaves sigue con su "manual de dictadura" al rechazar una investigación del caso Marbella

Cree que el PSOE tiene las "manos manchadas" y que el "nerviosismo que ello le provoca" le lleva a ver la comisión como "un capricho"

SEVILLA, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PP-A, Antonio Sanz, aseguró hoy que el presidente de la Junta, Manuel Chaves, sigue con "su manual de la dictadura e insulta a los andaluces" al decir ayer que crear una comisión de investigación en el Parlamento andaluz sobre la responsabilidad de la Junta en la corrupción urbanística en Marbella (Málaga) "es un capricho del PP".

En declaraciones a Europa Press, Sanz se mostró "convencido" de que cada día que pasa está "más demostrada la implicación política de Chaves y el PSOE en los escándalos de Marbella que se saldaron con más de medio billón de las antiguas pesetas robados de su Ayuntamiento".

Así, sostuvo que, para el PP, esta negativa a la apertura de la comisión de investigación solicitada "demuestra que no tiene la conciencia tranquila y que tiene las manos manchadas". "Chaves ha cometido el mismo error desde hace 15 años, al mirar hacia otro lado y permitir las irregularidades", apostilló el dirigente popular.

Por este motivo, Sanz se preguntó "qué tiene que pasar en Andalucía para que se cree una comisión de investigación", al entender que, en esta ocasión, "Chaves pone trabas y obstáculos porque no quiere que se llegue al final de la investigación por miedo a que se conozca la implicación política del PSOE y de la Junta en los casos de corrupción ocurridos en Marbella".

Ante esta situación, anunció que el PP reiterará "de manera permanente" la petición de crear esta comisión ya que, a su entender, "está claro, según las investigaciones judiciales, que el PSOE está salpicado por la corrupción, la especulación y el pelotazo de Marbella, lo que no hace sino probar más que el nerviosismo socialista es por temor a que le pueda salpicar aún más el caso".

"Marbella necesita una regeneración democrática que pasa porque sólo un partido con las manos limpias (y ahora mismo el PP es el único) se haga con el poder y por que se llegue hasta el final de la investigación", concluyó Sanz.

El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, rechazó ayer los "caprichos" del presidente del PP-A, Javier Arenas, cuando demanda la apertura de una comisión de investigación en el Parlamento andaluz sobre la responsabilidad de la Junta en la corrupción urbanística en Marbella (Málaga) y le instó a que responda sobre la actitud que mantuvo el grupo municipal popular en el Ayuntamiento marbellí durante los gobiernos del GIL.

En declaraciones a los periodistas tras la inauguración de unas instalaciones deportivas en Mairena del Aljarafe (Sevilla), Chaves indicó que "no estamos para los caprichos" de Arenas, a quien invitó a preocuparse de "por qué durante todo el tiempo en que el Ayuntamiento de Marbella estuvo gobernado por el GIL, el grupo municipal del PP no planteó nuca ninguna impugnación, ni dirigió ningún requerimiento ni a jueces ni a fiscales, contra decisiones que representaban un atentado de toda la legislación urbanística". "Eso es lo que tiene que preguntarse Arenas y a lo que debería responder", aseveró.