7 de junio de 2020
12 de agosto de 2008

Saura advierte a Zapatero de que el desacuerdo sobre financiación autonómica le supondrá "costes terribles"

BARCELONA, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Interior, Relaciones Institucionales y Participación y presidente en funciones de la Generalitat de Cataluña, Joan Saura, advirtió hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de que un desacuerdo sobre el nuevo modelo de financiación le supondrá "costes terribles", tanto para él como para Cataluña.

En declaraciones a TV3 recogidas por Europa Press, Saura dijo estar "absolutamente convencido" de que los tres partidos del Gobierno catalán --PSC, ERC e ICV-EUiA-- mantendrán sus posiciones en la negociación y "no firmarán un acuerdo que no sea un buen acuerdo", el cual aseguró tener confianza en que se conseguirá.

Para Saura, la solidaridad no puede provocar un "bloqueo" para el desarrollo de Catalunya, como, a su juicio, ocurre en la actualidad. Criticó que España "es el único país descentralizado del mundo" donde "no está definido como se hace la solidaridad", que en estos momentos es "arbitraria".

"Queremos solidaridad, pero no queremos quedar en peores condiciones que los territorios con los que somos solidarios", avisó, y lamentó que se "acuse de insolidarios" a los catalanes, cosa "absolutamente inverosímil".

Después de que la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, apelara a la "responsabilidad" de los partidos catalanes para desvincular de la negociación de la financiación los Presupuestos Generales del Estado (PGE), Saura replicó que "ser responsables hoy desde el Govern significa luchar por una financiación justa, y esto se debe contemplar en los PGE".

"La responsabilidad más grande del Govern hoy es, en una situación difícil, mantener la firmeza, con flexibilidad y diálogo, para conseguir una buena financiación. El Govern está dando una lección de responsabilidad", apostilló.

El también presidente de ICV subrayó que con la negociación de la financiación "toma fuerza que el Estatut es un buen Estatut". "Si fuera malo, no estaríamos donde estamos", opinó, y añadió que el Gobierno "no tiene más remedio que cumplirlo", porque es una ley orgánica que también aprobó.

Tras augurar una negociación "difícil con tensiones y conflictos con el Gobierno central y otras comunidades autónomas", dijo que "no se entiende como es posible que el presidente del Gobierno ante una situación como esta, haga silencio, no haya dicho absolutamente nada", cosa que justifica la petición de ICV para que Zapatero comparezca durante este mes en el Congreso para dar explicaciones.

"No vamos a Madrid a pedir dinero. Vamos a Madrid para que el Gobierno central cumpla la ley, y esta es nuestra fuerza", aseveró el conseller ecosocialista. Además, criticó la "gran resistencia" del Gobierno a traspasar las competencias que prevé el Estatut.

Para Saura, el Gobierno, en materia de transferencias competenciales "está a la defensiva" porque "no tiene claro el modelo de Estado que quiere y porque no tiene asumido que el Estatut significa mayor poder político para Catalunya y más recursos económicos para Catalunya, y esto no les gusta y no lo tienen asumido y ponen continuamente dificultades".