18 de octubre de 2019
11 de marzo de 2009

El Senado abordará hoy una modificación de Sampol a la ley para obligar al Gobierno a iniciar la exhumación de fosas

Presenta como proposición de ley una enmienda que ya fue rechazada en el debate de la Ley de la Memoria

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Senado abordará hoy la toma en consideración de una proposición de ley que tiene el objetivo de modificar la denominada Ley de la Memoria Histórica para que el Gobierno central sea el responsable de iniciar los trabajos de localización y exhumación de las fosas comunes.

La proposición, presentada por el senador autonómico de Baleares Pere Sampol, tendrá así que superar esta primera votación en la Cámara Baja para poder iniciar su tramitación en el Congreso. Su objetivo es modificar la Ley de la Memoria para atender "la más deseada, digna de justicia y compasión" de las demandas de las familias de las víctimas de la Guerra Civil, según explicó Sampol a Europa Press.

El texto presentado por el senador del Bloc per Mallorca propone conceder al Gobierno un plazo no superior a tres meses para elaborar un plan de trabajo, indagación, localización e identificación de las personas desaparecidas "violentamente" durante la Guerra Civil "o la represión política posterior".

El Ejecutivo contará con el mismo periodo para redactar un protocolo de actuación científica y multidisciplinar "que asegure bajo su dirección la colaboración institucional en la práctica de las exhumaciones".

La modificación de la Ley de la Memoria otorgaría, además, seis meses al Gobierno para iniciar tareas de prospección destinadas a localizar los restos de las víctimas, así como establecer el procedimiento por el que sus familiares puedan recuperar los restos enterrados en fosas para trasladarlos donde decidan.

Según la propuesta de Sampol, los restos hallados que no sean reclamados por familiares serán inhumados en el cementerio del municipio en el que se encuentre la fosa. Además, las instituciones podrán declarar la ocupación temporal de los terrenos privados en los que haya enterramientos.

RESPUESTA A LA PARALIZACIÓN DEL PROCESO DE GARZÓN

Esta propuesta de modificación de la Ley surge como respuesta a la paralización del proceso abierto por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón para la exhumación de fosas y que, según lamentó el senador, generó "muchas expectativas" a las familias de las víctimas "que al final se frustraron y quedaron en nada".

El senador reconoció que es difícil que salga adelante puesto que ya la presentó como enmienda en el trámite de la Ley de la Memoria y fue rechazada. Sin embargo, insistió en la necesidad de que el Gobierno se haga responsable de "una tarea tan costosa" como la búsqueda de fosas y su excavación, que requiere medios técnicos y científicos fuera del alcance de las asociaciones de familiares.

Además, defendió que esta labor no se realiza con ánimo de "revanchismo ni ganas de remover el pasado", sino únicamente "como una cuestión de humanidad". "Estos crímenes se cometían en nombre del Estado y ahora, aunque sea democrático, el Estado debe responsabilizarse", argumentó.

De esta forma, insistió en que el coste económico de este trabajo es "muy grande" para las asociaciones de familiares pero "insignificante" para el Estado, por lo que reiteró la necesidad de hacer un inventario de las fosas para proceder a su excavación e identificación de los restos, "siempre y cuando haya alguna solicitud por parte de los familiares".