20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 11 de marzo de 2009

    El Senado insta al Gobierno por unanimidad a defender la independencia de la división militar de EADS

    MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El Senado aprobó hoy por unanimidad una moción que insta al Gobierno a defender el peso español en el consorcio aeroespacial EADS y la gestión individualizada de la División de Aviones de Transporte Militar (MTAD, de titularidad española) tras su integración en el fabricante de aviones civiles Airbus.

    Los grupos parlamentarios del Senado alcanzaron un acuerdo a partir de una iniciativa del PP, cuyo portavoz, Francisco Utrera, manifestó su preocupación por el futuro de la industria aeronáutica española y los puestos de trabajo en el país, especialmente en la factoría de Sevilla donde se produce el avión A400M.

    La moción aprobada pide al Gobierno mantenga su exigencia al grupo EADS-CASA de cumplimiento de los acuerdos alcanzados en 2004, que garantizaban la españolidad y la gestión individualizada de la división militar. Así mismo, reclama que el Ejecutivo estudie la posibilidad de ampliar la presencia de España en la estructura de gestión del consorcio espacial europeo, del que actualmente posee un 5,5 por ciento del capital.

    Por último, el texto aprobado insta al Gobierno a seguir impulsando el desarrollo de una industria aeronáutica española, competitiva a nivel europeo y en la que prime el aumento de sus capacidades tecnológicas y su fortaleza financiera, "garantizando así los puestos de trabajo, directos e indirectos, que este sector genera en España".

    Ayer mismo, el consejero delegado de EADS, Louis Gallois, se comprometió a respetar los compromisos adquiridos con España y garantizó que la integración de la división de aviones militares en Airbus no afectará a los acuerdos alcanzados. Además, anunció que el próximo mes de abril viajará a España para explicar personalmente al Gobierno los detalles de la operación de estructuración.

    El senador del PP, aunque celebró el acuerdo, reiteró sus dudas sobre el futuro aeronáutico español y de la independencia de la que podrá gozar la división militar tras su integración en Airbus. Además, recordó que los cambios son consecuencia de los retrasos sufridos en la producción del avión A400M por problemas de motor y expresó su deseo de que no se culpe de ello a la factoría de Sevilla.

    De esta forma, criticó una "excesiva debilidad" del Gobierno en las exigencias sobre su papel en EADS y los intereses españoles y advirtió de que en este momento sólo se tienen "buenas palabras" por parte de los responsables del consorcio mientras que "todavía quedan por definir" cuestiones "fundamentales".

    Por su parte, el senador del PSOE Hilario Caballero reconoció su "preocupación" por la reorganización del consorcio pero recordó que existen una serie de acuerdos que garantizan la "total independencia", tanto operativa y financiera como funcional, de la División de Aviones de Transporte Militar.

    Caballero explicó que la integración de la aeronáutica española en EADS se produjo con el objetivo de hacerla más competitiva. El consejero delegado de EADS defendió ayer que España es el país "más beneficiado" de la creación del consorcio aeroespacial europeo.