9 de diciembre de 2019
  • Domingo, 8 de Diciembre
  • 31 de enero de 2008

    Severo Ochoa.- El PSM reclama la comparecencia de Aguirre en Pleno y las dimisiones de Lamela y Güemes

    MADRID, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, reclamó hoy la comparecencia "inmediata" de la presidenta regional, Esperanza Aguirre, en el Pleno de la Asamblea para explicar la actuación del Gobierno regional en el caso de las presuntas sedaciones irregulares en el hospital Severo Ochoa de Leganés. Además, reclamó la dimisión del ex consejero de Sanidad y actual titular de Transportes e Infraestructuras, Manuel Lamela, y el del actual titular de Sanidad, Juan José Güemes.

    En rueda de prensa en la sede del Parlamento regional, Gómez afirmó que Aguirre "no puede seguir siendo autista a lo que le está reclamando el conjunto de la sociedad madrileña" y añadió que el PSM "no va a cesar en su empeño hasta que la presidenta asuma su responsabilidad política".

    "En el caso de que Aguirre mantenga su posición enrocada sobre este asunto, el PSM apoyará todas las movilizaciones y presión ciudadana", avanzó Gómez, quien añadió que el Gobierno autonómico "ha creado tanto dolor y erosión que debe asumir su responsabilidad política".

    En este sentido, el líder de los socialistas madrileños señaló que es una "situación inédita, sin precedentes" en la región y leyó un comunicado realizado por el PSM en el que se critica el "ataque brutal" de las actuaciones del Gobierno autonómico en el caso Severo Ochoa y se pide la dimisión de Güemes y Lamela.

    "Aguirre no puede eludir las obligaciones institucionales, tiene que comparecer ante los madrileños y pedir perdón a Montes y a su equipo", expone el escrito, que pide a Lamela que "lea el comunicado y que actúe en consecuencia". En este sentido, el texto señala que "la única consecuencia posible es su cese en el cargo".

    El comunicado del PSM también reclama a Güemes que "no mienta para justificar lo injustificable" y señala que sus declaraciones de ayer en las que señalaba que hubo prácticas indebidas a pesar de no probarse delito penal ni causalidad entre las sedaciones y las muertes de pacientes "deja claro" que el consejero de Sanidad "ni tiene ni tendrá nunca la calidad humana y profesional de Montes".