23 de agosto de 2019
23 de febrero de 2008

Sevilla.- Becerril ve "de chiste" el retraso de Melonares y que administraciones del PSOE "no se pongan de acuerdo"

"Tuve enfrentamientos dentro de mi propio partido y defendí el proyecto a capa y espada", recuerda la ex alcaldesa

SEVILLA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

La cabeza de lista del PP al Congreso de los Diputados por Sevilla, Soledad Becerril, consideró hoy "de chiste" el retraso en la ejecución definitiva del proyecto de la presa de Melonares y criticó el hecho de que "las administraciones socialistas no sean capaces de ponerse de acuerdo".

En una entrevista concedida a Europa Press, Becerril afirmó que "terminada la obra de ingeniería del pantano, que es lo más complicado, no hay conducciones para traer el agua al área metropolitana", circunstancia que a su juicio "parece de chiste".

Además, destacó que "llevan dos años y medio discutiendo quien paga las conducciones, por 30 millones de euros, que cualquier administración se los gasta en nada y menos", ante lo que reiteró que "todas son administraciones del PSOE, si hubiera alguna de otros signo político podría llevar décadas".

Para la candidata popular al Congreso, esto demuestra "la ineficacia, la burocracia, la dejadez, el poco esfuerzo" y consideró que "un alcalde o un diputado tiene que tener por encima de todos los intereses de los ciudadanos".

"El partido al que se que se pertenezca no es más que una mera de forma de organizar la participación política, pero cuando uno es elegido es para representar a los ciudadanos y no para defender a un determinado partido político, es un principio que tengo muy claro", sentenció Becerril.

Además, recordó como durante su etapa como alcaldesa de Sevilla luchó "mucho por el agua de Sevilla, por Melonares", lo que según aseguró llegó a acarrearle "enfrentamientos dentro del partido", pese a lo cual lo defendió "a capa y espada, por encima de todo, y lo volvería a hacer".

La Consejería de Medio Ambiente no informó hasta el pasado mes de enero sobre la ejecución del proyecto de una nueva red de tuberías con una longitud total de 13 kilómetros y un nuevo depósito regulación de aguas potables de 12.000 metros cúbicos para permitir la conexión del embalse de Melonares con el sistema de abastecimiento de Sevilla capital y su área metropolitana.