29 de noviembre de 2020
4 de noviembre de 2006

Sevilla.- Ecologistas trasladarán a Barcelona, París y Bruselas el caso de los vertidos del Guadaíra

SEVILLA, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Asociación para la Defensa y la Educación Medioambiental 'Riberas del Guadaíra' ha emprendido una marcha desde Alcalá de Guadaíra (Sevilla) hasta Bruselas (Bélgica) y haciendo escala en Barcelona y París (Francia) para entregar al eurodiputado de Los Verdes David Hammerstein 10.000 firmas recogidas en reclamación de soluciones a los vertidos de alpechín que sufre el río Guadaíra.

En un comunicado remitido a Europa Press, la organización ecologista informó de que la marcha culminará el 8 de noviembre en la sede del Parlamento europeo, en Bruselas, donde se le hará entrega a David Hammerstein de las 10.000 firmas recogidas.

Con el lema 'Un Guadaíra Blanco y Verde es posible Ahora', la organización ecologista trasladará el problema del Guadaíra a Barcelona y París, gracias a las escalas programadas en la citada marcha, si bien el pasado mes de junio el citado europarlamentario ya trasladó a la Cámara comunitaria una pregunta acerca del caso.

Recientemente, el río Guadaíra sufrió el segundo gran vertido de residuos procedentes de la industria aceitunera, principalmente de alpechín, tras la conclusión del periodo estival, lo que ocasionó la muerte de carpas que fueron vistas flotando en el cauce del río

La Agrupación de Interés Económico (AIE) de empresas aceituneras de Morón de la Frontera, de otro lado, se reunió durante el verano con la consejera de Medio Ambiente, Fuensanta Coves, para abordar el proyecto de construcción de una balsa de residuos procedentes del aderezo en la localidad, medida acordada para evitar nuevos vertidos de alpechín al río Guadaíra.

SOLUCIONES EN MARCHA

Los empresarios de Morón se sumaron en junio de 2005 al programa de la Agencia Andaluza del Agua de la Consejería de Medio Ambiente y la Oficina Técnica del Programa Coordinado para la Recuperación del Guadaíra para eliminar los vertidos contaminantes que se producen en esta cuenca.

El Ayuntamiento de Morón, la Asociación de Empresarios de Morón de la Frontera y los representantes de la industria aceitunera acordaron implantar un plan de normalización industrial del sector que redundará en la eliminación de los vertidos. Se trata de poner en cumplimiento los acuerdos alcanzados en el seno de la Comisión de Seguimiento del Programa, celebrada el 31 de enero de 2005, y como consecuencia del trabajo desarrollado desde la Oficina Técnica creada a tal efecto.

Este plan apuesta por separar los vertidos industriales de los urbanos, paso que ya se ha dado en otras localidades, donde los empresarios han acometido la construcción de una red de colectores y una balsa común eliminando la mayor parte de los vertidos al río o a las depuradoras. Con este fin, en septiembre se constituyó una sociedad de empresarios para responsabilizarse de la gestión de estos vertidos, de tal manera que las aportaciones de cada compañía a esta sociedad es proporcional al volumen de los residuos que generen.

El primer cometido de esta sociedad ha sido analizar las alternativas para la creación de una nueva red de colectores y la ubicación de la balsa o balsas de evaporación, teniendo de plazo el próximo 15 de noviembre para presentar la alternativa elegida, su ubicación y encargar la redacción de este proyecto técnico.

Las obras debían haber comenzado, según lo reflejado en este acuerdo, antes del 15 de marzo de 2006, mientras que el conjunto de las actuaciones estarán finalizadas antes del 15 de agosto de 2006. Con este calendario, se garantiza que la próxima campaña de la aceituna no comprometa la calidad de las aguas del río Guadaíra, eliminándose la práctica totalidad de la carga contaminante que actualmente soportan cuando se incrementa la actividad aceitunera.