23 de septiembre de 2019
  • Domingo, 22 de Septiembre
  • 31 de enero de 2008

    'El Solitario' llega al Palacio de Justicia de Pamplona para ser sometido a una prueba pericial psiquiátrica

    PAMPLONA, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

    Jaime Giménez Arbe, 'El Solitario', llegó esta mañana sobre las 10.30 horas al Palacio de Justicia de Pamplona para ser sometido a la prueba pericial psiquiátrica que ha ordenado el juez que instruye la causa por el asesinato de dos guardias civiles el 9 de junio de 2004 en Castejón.

    'El Solitario' llegó a Pamplona en un furgón de la Guardia Civil procedente de la cárcel de Zuera (Zaragoza) y custodiado por otros tres coches del Instituto Armado. Sobre las 10.30 horas el convoy se detuvo a las puertas del juzgado de guardia del Palacio de Justicia.

    Durante 15 minutos la Guardia Civil y la Policía Foral estuvieron estudiando cómo trasladar a Giménez Arbe al interior del edificio. Finalmente, su ingreso al Palacio de Justicia se hizo por el garaje.

    En los alrededores de la sede judicial se congregaron varios curiosos, así como en las ventanas de los edificios más cercanos. Sin embargo, no pudieron ver al imputado.

    El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Tudela decidió que el reconocimiento psiquiátrico que debe realizarse a Jaime Giménez Arbe se lleve a cabo hoy y mañana viernes a las 11 y 10 horas, respectivamente, en la clínica forense ubicada en el Palacio de Justicia de Pamplona.

    Por este motivo, Giménez Arbe será trasladado ambos días desde la prisión zaragozana de Zuera, donde se encuentra ingresado después de que Portugal lo entregara a los autoridades españolas para poder llevar a cabo la instrucción de los dos crímenes.

    El juez ha resuelto que el informe pericial psiquiátrico sea elaborado por un médico forense del Instituto Navarro de Medicina Legal y por un médico especialista en psiquiatría.

    Debido al carácter reservado de las actuaciones judiciales durante la fase de instrucción, y especialmente de los informes periciales, en esta ocasión los medios de comunicación no podrán acceder a los locales de la clínica forense ni podrán obtener imágenes del imputado en el interior del Palacio de Justicia.