16 de septiembre de 2019
26 de abril de 2008

Soria dice que la situación está controlada y no ve peligro en consumir el aceite que se tenga en casa

SEVILLA, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, lanzó hoy un "mensaje de tranquilidad" a la población española, ya que el Gobierno tiene "controlada" la alerta provocada por la detección de partidas de aceite de girasol contaminado por hidrocarburos alifáticos, garantizando que las botellas de este producto que hoy están a la venta en las tiendas están 'limpias' y que, las que los consumidores tienen en sus casas, se pueden usar sin peligro.

En rueda de prensa en Sevilla, Soria aseguró que su departamento está "cerca de levantar la recomendación" emitida ayer de no consumir este aceite, ya que "la red de alerta ha funcionado" y la información "ha llegado a todo el sector", a las comunidades autónomas y "a todo el sistema de venta".

Aunque el ministro no especificó cuál es la concentración del producto tóxico, sí dijo que "es tan baja, que no hay riesgo de toxicidad aguda y que, por lo tanto, la población puede estar más tranquila". Además, aseguró que en España se ha producido la retirada voluntaria del producto y se han identificado las partidas procedentes de Ucrania.

El ministro afirmó también que el sector --no especificó cuál-- ya conoce las marcas afectadas por esta contaminación, si bien, rechazó informar a los ciudadanos sobre ellas: "no creo que debamos estar dando nombres".

Soria aludió constantemente a la "política de transparencia" que está demostrando el Gobierno con este tema, lo que, a su juicio, demuestra "cómo el Ejecutivo maneja estas situaciones, en las que no se oculta información al ciudadano".

No obstante, el ministro dejó muchas cuestiones sin aclarar ya que puso punto y final a la rueda de prensa sin que concluyera el turno de preguntas de los periodistas, que sólo pudieron plantear seis cuestiones al ministro.