15 de octubre de 2019
  • Lunes, 14 de Octubre
  • 23 de septiembre de 2009

    El TEDH revisa hoy la imposición de una fianza de 3 millones de euros al capitán del Prestige

    MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) estudiará hoy en vista pública el recurso presentado por el capitán del 'Prestige', Apostolos Ioannis Mangouras, contra la resolución de este mismo órgano que avaló la fianza de tres millones de euros que se impuso al marino tras su detención a raíz de la tragedia ocurrida frente a las costas gallegas en noviembre de 2002.

    La instancia europea falló el pasado mes de febrero a favor del Gobierno español y en contra de la solicitud del capitán, que aseguraba que no se había tenido en cuenta "su situación personal" a la hora de imponer la entrega de esta cantidad como condición para eludir la prisión provisional, que se le impuso por la presunta comisión de un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente.

    Ante la negativa del TEDH de apoyar su recurso, Mangouras reclamó la revisión de su demanda por parte de la Gran Cámara del tribunal que deberá ahora decidir.

    El Tribunal, con sede en Estrasburgo y dependiente del Consejo de Europa, consideró en su día que "el montante de la fianza, aunque elevado, no fue desproporcionado teniendo en cuenta el interés jurídico protegido, la gravedad del delito en causa y las consecuencias catastróficas tanto desde el punto de vista medioambiental como económico que emanaban del vertido de la carga" del 'Prestige'.

    Así, concluía que "no hubo violación del artículo 5.3 de la Convención" Europea de los Derechos Humanos que estipula que "toda persona detenida, en las condiciones previstas (...) en el presente artículo (...) tiene derecho a ser juzgada en un plazo razonable o liberada durante el procedimiento. La puesta en libertad puede ser subordinada a una garantía que asegure la comparecencia del imputado en las audiencias".

    Según recogía la sentencia, Mangouras se quejó de que no se hubiera tenido en cuenta su "edad avanzada" al fijar la fianza puesto que tenía 67 años cuando fue detenido y recordó que "el Código Penal español exime a las personas de más de 70 años de purgar una pena de cárcel". Además, Mangouras, que pasó 83 días en detención provisional, opina que "la fianza habría debido ser sustituida por otras medidas menos restrictivas de su derecho a la libertad personal".

    GARANTIZAR LA PRESENCIA EN EL PROCESO

    Por su parte, el Gobierno alegó en defensa de la decisión de la Justicia española que "el objetivo primordial de fijar una fianza era garantizar la presencia del individuo en el proceso" algo que, considera, se logra en el caso de Mangouras. En este sentido, precisa que no se podría determinar "con exactitud si una fianza menos elevada habría garantizado el mismo resultado".

    Asimismo, el Ejecutivo consideró que la "proporcionalidad" de la fianza quedó demostrada "por el hecho de su rápido pago" y aseguró que se tuvo en consideración las circunstancias personales del capitán del 'Prestige', "en la medida en que los tribunales consideraron su condición de extranjero y su falta de vínculos en España".

    En su sentencia, el Tribunal de Derechos Humanos Europeo admitía "el carácter elevado" de la fianza pero observaba "que fue pagada por la London Stremship Owners Mutual Insurance Association, que era la aseguradora del armador del 'Prestige', por su parte, empleador del demandante, y que, conforme al contrato concluido entre las dos partes, cubría la responsabilidad civil del barco en caso de daños ocasionados por la contaminación".

    GRAVEDAD DE LOS HECHOS

    Por último, en la justificación de su sentencia, el Tribunal mostraba la opinión de que "la gravedad de los hechos justificaba la preocupación de la jurisdicción interna de determinar las responsabilidades en la catástrofe natural y, por consiguiente, es razonable que quisieran asegurar la presencia del demandante en el proceso fijando una fianza elevada".

    Asimismo, tras resaltar que "la privación de libertad se extendió por un periodo más corto que en otros casos examinados por el Tribunal", los magistrados de la instancia europea afirmaban que en el caso de Mangouras no se puede "ignorar la preocupación creciente y legítima que existe tanto a nivel europeo como internacional respecto a los delitos contra el medio ambiente".

    Mangouras reside actualmente en Grecia, donde debe comparecer cada quince días en la comisaría de Icarie, su isla natal, o en Atenas, donde residen sus hijos. El procedimiento penal por el caso del 'Prestige' todavía está pendiente del juez de instrucción número 1 de Corcubión (A Coruña).