5 de diciembre de 2020
24 de abril de 2006

Todos los grupos de la ponencia de reforma del Estatut catalán rechazan el veto del PP

Todos los grupos de la ponencia de reforma del Estatut catalán rechazan el veto del PP

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

La ponencia de la Comisión General de Comunidades Autónomas del Senado que ha iniciado el estudio de la reforma del Estatut catalán rechazó esta tarde el veto al proyecto planteado por el PP, que se quedó sólo en la defensa de su enmienda a la totalidad.

El veto ha sido el primer punto visto en esta ponencia, que inició la reunión a las 16,30 horas. Tras un debate de cuatro horas, la iniciativa del PP fue rechaza por la delegación del Parlament y por la del Senado; en la primera, por mayoría de 120 votos en contra frente a 15 a favor (el voto es ponderado, cada delegado representa a una parte del Parlamento catalán) y en la delegación de senadores, por 24 votos a favor y 26 en contra (en este caso, cada votante representa a una fracción de la Comisión General de Comunidades Autónomas, de 50 miembros).

En general, todos los portavoces acusaron al PP de haber presentado un veto contra el texto que salió del Parlamento catalán el pasado 30 de septiembre y que ha sido modificado en su mayor parte en el trámite en el Congreso. También coincidieron en criticar que los 'populares' hayan prolongado su intervención en la ponencia, excesiva para el resto de grupos y de respeto al Senado según Josep Piqué.

Concluida esta primera sesión de la ponencia, los parlamentarios se han citado para el jueves por la tarde, cuando comenzarán el debate y votación de las 142 enmiendas presentadas: 74 del PP, 56 de ERC, 10 del Partido Aragonés u 2 de CiU. Las delegaciones tiene tiempo hasta el viernes para terminar esta fase en ponencia; la próxima semana, días 3, 4 y 5, se celebrarán las sesiones en comisión.

PROTESTAS DEL PP

El senador y portavoz del PP Josep Piqué calificó de "inconcebible" que el resto de grupos, a su juicio, pretenda concluir el trabajo en la ponencia "en escasas horas o minutos" y que se acuse al PP de haber intervenido en exceso. "Es sencillamente un chiste", dijo. "Hemos visto que la actitud del resto, sobre todo de CiU, era evitar el debate, pero hemos podido hacer lo que los ciudadanos nos demandan, salvando la dignididad institucional del Senado", insistió.

Joan Lerma, portavoz del PSOE, consideró que "no tenía sentido" el veto del PP contra un texto que ya ha sido reformado y se ha convertido, a su juicio, "en un buen estatuto" por ser "respetuoso" con la voluntad de los catalanes y con el interés general. "El PP, sin hacer demasiado esfuerzo, se podía haber incorporado al consenso actual", aseguró el socialista.

Desde CiU, el senador Pere Macías aseguró que los intentos del PP de alargar el debate muestra su propósito de aprovechar el trámite en el Senado para seguir con su posición "radical", con el fin de que Cataluña no disponga de más autogobierno.

También el portavoz de la Entesa Catalana del Progrès en ponencia, Ramón Aleu, censuró el "filibusterismo" del PP por alargar "exageradamente las intervenciones" pero "sin aportar argumentos nuevos".

Desde ICV, Jaume Bosch expresó su satisfacción por el rechazo a la enmienda de veto del PP y criticó que Piqué haya defendido al final "los mismos argumentos que Acebes y Aznar". Según dijo, no hay "ninguna diferencia entre el PP catalán y el nacional".

LAS ENMIENDAS SOBRE EL AEROPUERTO

Uno de los resultados de esta primera sesión en el Senado ha sido el anuncio de CiU y de ERC de que se apoyarán mutuamente sus enmiendas en la Cámara Alta sobre el traspaso de competencias a Cataluña sobre puertos y aeropuertos. Pese a que ambos grupos se apoyen, lograrán la mayoría en la delegación del Parlament, pero no en la del Senado, cuya votación sin embargo prevalece finalmente sobre la de la parte catalana.

Sin embargo, el portavoz de CiU, Pere Macias, explicó que estas enmiendas pueden pasar de la ponencia a la comisión y también al pleno del Senado. "Esto da mayor capacidad y más tiempo para que podamos proseguir y restablecer el acuerdo del 19 de enero", dijo.

Desde el PSC, Miquel Iceta expuso que esta cuestión del aeropuerto se debe resolver fuera del Estatut y que su grupo no apoyará por ello ninguna enmienda. Añadió que esa solución puede llegar antes de que el proyecto se vote en referéndum el 18 de junio.

Por parte del tercer socio del tripartito, ICV, Jaume Bosch adelantó que no va a apoyar ninguna enmiendas en el Senado para ser "coherentes". A su juicio, es "innecesario" plantear enmiendas de este tipo cuando "todos sabemos que serán rechazadas" y que esto sólo conduciría a "poner en peligro el calendario". Añadió que ICV continuará "la presión" sobre el PSOE para que logre una solución antes del referéndum del 18 de junio.

En cuanto al PSOE, Joan Lerma recordó que prevalecerá el voto del Senado sobre el del Parlament y las enmiendas no saldrán por tanto adelante, por la mayoría del PP. También advirtió sobre las diferencias entre las propuestas de ERC y de CIU y que si se aprobasen restarían "coherencia" al Estatut. "En el tema de las transferencias de los puertos y aeropuertos hemos hecho un esfuerzo importante por dar participación a las Comunidades Autónomas. Queremos incorporarlas a la gestión, esa oferta es la que hemos hecho", zanjó.

ENMIENDAS DE CiU Y DE ERC

En concreto, en sus enmiendas CiU insiste en su reivindicación sobre el aeropuerto de Barcelona y propone añadir una disposición adicional nueva para el traspaso a la Generalitat por el artículo 150.2 de la Constitución de las facultades estatales de gestión de los aeropuertos de interés general situados en Cataluña.

En otra enmienda, CiU se refiere al artículo 140 del proyecto de Estatut sobre infraestructuras del transporte y las comunicaciones y propone la incorporación de los cuatro puntos que fueron eliminados en el trámite de la Comisión Constitucional del Congreso: que el aeropuerto de Barcelona tenga un régimen especial de funcionamiento, que deben acordar la Generalitat y el Estado a propuesta de la Comisión Bilateral Generalitat-Estado que se crea en virtud del nuevo Estatut. Una ley del parlamento definirá la organización y régimen jurídico y económico del aeropuerto.

Y también sobre el aeropuerto ha presentado una enmienda ERC. La propuesta es que Cataluña tenga la competencia exclusiva sobre puertos, aeropuertos, helipuertos y demás infraestructuras de transporte que no sean de interés general por ley del Estado. Con respecto al Prat, se señala que tiene un régimen especial de funcionamiento y que una ley del Parlamento definirá la organización y el régimen jurídico y económico, "que debe respetar los principios básicos de la legislación del Estado en materia de aeropuertos de interés general". La propuesta es similar para los puertos de Barcelona y Tarragona.

En una disposición final, ERC propone concretar que en el plazo de un año se constituirá un Consorcio entre la Administración General del Estado y la Generalitat, que ostentará la titularidad patrimonial y de gestión del aeropuerto. La comisión bilateral Generalitat-Estado acordará "los porcentajes de titularidad tanto del subconsorcio patrimonial como del subconsorcio gestor". "En todo caso la Generalitat ostentará la mayoría de la titularidad de éste", se añade.