20 de octubre de 2020
18 de diciembre de 2009

Toros.- El ganadero Victorino Martín achaca la decisión al "caldo de cultivo" de Cataluña y sus "intereses separatistas"

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ganadero Victorino Martín calificó hoy como "un error gravísimo" la decisión del Parlamento de Cataluña de aceptar debatir la prohibición de las corridas de toros en la comunidad y reconoció que iniciativas similares pueden trasladarse a otros territorios españoles, aunque apuntó que "el caldo de cultivo" y los "intereses separatistas" de los catalanes "no se dan en ningún sitio".

En declaraciones a Europa Press, el ganadero advirtió de que el Parlamento catalán ha aprobado hoy "imponer una minoría" que rechaza las corridas, para lo que se han tenido en cuenta "factores políticos y de interés personal". "Se está cayendo en un error gravísimo en democracia", lamentó.

En este punto, Victorino Martín recordó que la plaza de toros de Barcelona es una de las "más importantes" de España que ha acogido a lo largo de los últimos años corridas "imprescindibles" para la historia taurina. A su juicio, si la iniciativa finalmente fuese aprobada, "perdería parte de su historia" como ciudad mediterránea.

Sin embargo, el ganadero quiso recordar cómo en Cataluña ya se ha ido "tapando de forma callada" la "fiesta de los toros" a través de "impedimentos y trabas legales". "Lo único que queda es Barcelona", aseguró.

"YA HEMOS SUPERADO OTROS ATAQUES"

Victorino Martín reconoció la posibilidad de que otros territorios españoles emprendan iniciativas similares pero, a su juicio, no es probable debido al "caldo de cultivo" y los "intereses separatistas catalanes". "Lo de Cataluña sólo se explica desde el contexto político", insistió antes de apuntar que la iniciativa del Parlamento catalán puede que tenga precisamente el efecto contrario y ahora "este atropello" provoque "que se reivindiquen más" las corridas.

El ganadero aseguró además que le gustaría que el mundo taurino se uniese en protesta contra este "error" pero reconoció que "es difícil" porque es un sector "poco unificado". Sin embargo, se mostró optimista respecto a su futuro porque "el mundo del toro es parte del presente" y ya ha superado antes otros "ataques".