20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 28 de agosto de 2008

    Touriño no consultó en el Consello sobre la fecha electoral y explicará el "calendario político" en una rueda de prensa

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 28 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, no abrió en la reunión de hoy del Consello del Ejecutivo gallego, la primera tras las vacaciones estivales, el debate sobre la fecha de las elecciones autonómicas y convocó una rueda de prensa posterior en su residencia oficial de Monte Pío para abordar el "calendario político".

    Según confirmaron a Europa Press fuentes del Gobierno gallego, Touriño no consultó el calendario electoral en la primera reunión que mantuvo con su Gabinete tras las vacaciones de verano y que se prolongó durante más de dos horas.

    Touriño explicará el "calendario político" en una rueda de prensa en la residencia oficial de Monte Pío convocada para las 13.00 horas, a continuación de la que habitualmente da en la sede del Gobierno gallego, en San Caetano, tras la reunión semanal del Consello de la Xunta.

    LEY.

    La Ley reguladora de la Xunta y de su presidente estipula en su artículo 24 que el máximo mandatario gallego, "bajo su exclusiva responsabilidad y luego de la deliberación del Consello de la Xunta, podrá disolver el Parlamento mediante decreto que fijará la fecha de las elecciones".

    La reunión de hoy del Ejecutivo gallego estuvo marcada por el intenso debate que en las últimas semanas generó la posibilidad de un adelanto electoral de las autonómicas para no coincidir con las europeas de junio de 2009 ni con las vascas, que podrían celebrarse entre marzo y abril, y para adelantarse a un posible recrudecimiento de la crisis económica.

    Esta posibilidad se abrió en el XI Congreso que el PSdeG celebró a finales del pasado mes de junio y destacados dirigentes del partido, con el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, a la cabeza, manifestaron a Touriño la conveniencia de adelantar la cita con las urnas para este otoño.

    Así, la semana pasada se celebró una reunión en Santiago a la que asistieron Blanco y su homólogo gallego, Ricardo Varela, para analizar la conveniencia del adelanto y, según las fuentes consultadas, el intercambio de llamadas con Ferraz se prolongó ayer hasta altas horas.

    No obstante, Touriño se ha limitado a asegurar que medita acerca del calendario electoral, aunque previamente y en reiteradas ocasiones asumió el compromiso de agotar la legislatura y sólo realizar un adelanto técnico al mes de marzo para que las gallegas no coincidiesen con las europeas.

    BAILE DE FECHAS.

    Si el presidente gallego apostase por adelantar las elecciones al 26 de octubre, una de las fechas que se barajaron en la dirección socialista, el plazo para convocar los comicios expiraría el próximo martes porque debe hacerlo entre 54 y 60 días antes de la jornada electoral.

    De todas formas, muchos miembros de la dirección socialista que hace tan sólo unos días daban por hecho el adelanto, también barajaron el 9 o el 16 de noviembre para las elecciones, para que Touriño tuviese tiempo de intervenir, la segunda semana de septiembre, en el Parlamento, una comparecencia que fue solicitada por él mismo para abordar la situación económica.

    Tras el Consello de la Xunta, todos los conselleiros socialistas abandonaron junto a Touriño la sala en la que se celebró la reunión y se fueron juntos a la cafetería de San Caetano, mientras que los nacionalistas hicieron lo propio por su parte.