3 de diciembre de 2020
20 de abril de 2006

Tregua.- Matute (EB) cree "probable" que Zapatero pretenda "prolongar en el tiempo" el proceso como "cálculo electoral"

Dice que ni los socialistas "más reaccionarios" pueden pretender acabar con un Estatuto que diga que Euskadi es una realidad nacional

BILBAO, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El parlamentario de EB-Berdeak Oskar Matute consideró hoy "probable" que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pretenda "prolongar en el tiempo" el proceso, sin abordar la normalización, como "cálculo electoral". Además, afirmó que no se puede pretender que el proceso de normalización "acabe con un Estatuto en el que se diga que Euskadi es una realidad nacional".

"Me imagino que ni en los mejores augurios de los dirigentes más reaccionarios del PSE puede caber esa pretensión. Lo que hay encima de la mesa es cómo articular un marco jurídico-político para Euskadi, incluso respetando los cauces constitucionales y el ordenamiento jurídico, en el que Euskadi recoja para sí la capacidad de decidir y, a la vez, busque una convivencia normalizada donde todos los proyectos políticos puedan ser puestos en pie de igualdad si logran la mayoría suficiente", añadió.

En una entrevista concedida a ETB, recogida por Europa Press, Matute manifestó que es "muy probable" que Zapatero quiere prolongar el proceso en el tiempo "e incluso que quiera hacer algún cálculo electoral en la búsqueda de un mayor rédito en elecciones futuras, ya sean municipales o generales".

Tras advertir que se trata de una estrategia "peligrosa", animó al máximo representante del Ejecutivo socialista a que avance "por encima de los resultados electorales". Por ello, le emplazó a que "dé pasos firmes y creíbles en la búsqueda de la paz y la normalización por encima de cuál pueda ser el resultado electoral".

A su juicio, "hipotecar o condicionar los pasos a dar en la búsqueda de un hipotético triunfo electoral, puede hacer que la sociedad vasca se enerve, se vuelva a tensar y que desandemos todo lo que hemos andado".

"Lo que hemos andado es tan importante y positivo que merece la pena que nadie se lo juegue a un mejor resultado electoral, ni siquiera el presidente del Gobierno ni el PSOE", insistió.

"FEDERATARIOS Y OBSERVADORES"

Para el dirigente de izquierdas, "parece que este proceso de paz tuviera fedatarios y luego observadores". "Parece que a la mayoría de la sociedad vasca se nos ha situado en una especie de papel de observadores, donde entre Batasuna y el PSE-EE van pactando los tiempos y los ritmos, y los demás no tenemos más que asistir", reprochó.

Por ello, Oskar Matute criticó este "baile de ritmos" entre la izquierda abertzale y los socialistas, sin que "los demás" tengan "más posibilidad que el de la complacencia o el del aplauso fácil".

Tras afirmar que el Gobierno vasco "tiene un papel, que el lehendakari también, al igual de el conjunto de la sociedad vasca", reclamó que se cree ya la mesa de partidos y advirtió de que "nadie puede hegemonizar el proceso de paz". "A veces ese intercambio de mensajes y de miradas que se lanzan Batasuna y el PSE-EE sitúa a los ciudadanos vascos ante una cierta perplejidad", aseguró.