25 de febrero de 2020
12 de diciembre de 2019

Tres testigos de la Dircom de Aguirre desvinculan la cláusula del 1% del departamento de Comunicación

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

Tres testigos propuestos por la que fuera directora de Comunicación de Esperanza Aguirre, Isabel Gallego, han declarado este jueves ante el juez que investiga la trama Púnica en la Audiencia Nacional que por este departamento no pasaba la cláusula del 1 por ciento en las adjudicaciones públicas, si es que existía, y que en todo caso, su responsable no tenía nada que ver con las concesiones supuestamente fraudulentas a las empresas de Horario Mercado.

Se trata del que fuera número 2 de Gallego como jefe de Prensa, Gustavo Villanueva; el responsable de publicidad en este departamento, José Luis Blanco -ambos actualmente trabajando como asesores en el Ayuntamiento de Madrid-- y Ana Balseiro, que llevó Comunicación en la Consejería de Sanidad y después, Relaciones Externas en la de Transportes.

Según informan en fuentes jurídicas, Villanueva ha explicado que su papel era convocar a los medios de comunicación a los distintos actos, pero no contratar servicios para ello, algo para lo que recurría al viceconsejero de Presidencia Alberto López Viejo o a su número 2, Pedro Rodríguez Pendás, pues eran quienes se encargaban de "producción" y así, suministraban la logística o la infraestructura que el departamento de Gallego necesitase para una convocatoria de prensa.

La interlocución se llevaba a cabo en una reunión semanal a la que asistía el propio Villanueva en representación de Gallego, López Viejo o Rodríguez Pendás y también la responsable de Protocolo de Esperanza Aguirre en aquella época. Él, siempre según su declaración, se limitaba a decir lo que necesitaba y se le proporcionaba.

En cuanto a José Luis Blanco, ha afirmado ante el juez y la Fiscalía Anticorrupción que tenía orden de no meterse en lo relativo a la cláusula del 1 por ciento, por la que supuestamente se obligaba a las empresas adjudicatarias a destinar esa proporción del contrato a costear su publicidad y contratarla con determinadas empresas.

Ha asegurado que ese asunto no pasaba por la Dirección General de Medios, que en todo caso se daría en las Consejerías de Transportes y Sanidad, y que en una ocasión la propia Isabel Gallego le comentó que no quería saber nada de Horacio Mercado, el empresario al que los investigadores sitúan como el principal beneficiario de esos contratos publicitarios y al que relacionan con la financiación irregular de dos campañas electorales del PP de Madrid.

Por último, Ana Balseiro se ha centrado en explicar que ella de lo que se encargó fue de elaborar una guía de comunicación sobre información sanitaria en coordinación con los jefes de prensa de los distintos hospitales de la región, el mismo trabajo que presentó a Isabel Gallego. No obstante, esta declaró que lo que le había entregado era el plan de infraestructuras, cosa que la testigo atribuye a una posible confusión.