20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 11 de marzo de 2009

    El Tribunal Supremo revisa hoy la condena impuesta al juez Urquía por recibir pagos de Roca

    MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

    La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo revisará hoy en vista pública la condena a dos años de prisión impuesta al juez Francisco Javier de Urquía por recibir 73.800 euros del ex asesor urbanístico de Marbella (Málaga) Juan Antonio Roca para la compra de una vivienda en la urbanización marbellí de La Azalea. El ponente de la sentencia será el magistrado Joaquín Delgado, informaron fuentes jurídicas.

    La sentencia dictada por Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) en agosto de 2008 condenó a De Urquía a dos años de prisión por realizar el pago y a una multa de doce meses, con una cuota diaria de cien euros por un delito de prevaricación judicial. Urquía quedó además inhabilitado para empleo o cargo público que implique el desempeño de funciones judiciales por un tiempo de diez años. Por su parte, Roca fue condenado a un año de cárcel.

    La resolución del TSJA consideró hechos probados que en marzo de 2006 De Urquía decidió comprar una vivienda unifamiliar en la Urbanización Azalea Beach, para lo cual pidió a un amigo de Roca que le buscara un abogado para que redactara los documentos necesarios para efectuar la compra.

    MISION IMPOSIBLE

    La sentencia añadía que en marzo de 2006 De Urquía pidió dinero a Roca para abonar la cantidad que se le pedía a la firma del contrato de compraventa de la vivienda a cambio de un trato favorable en asuntos judiciales. Así accedió a dictar un auto para suspender la emisión del programa televisivo 'Misión Imposible: JAR' alusivo a las actividades del ex asesor urbanístico de Marbella "sin diligencia probatoria alguna y sin constar recurso alguno de las partes".

    Tras la suspensión del programa, Roca conversó varias veces por teléfono con el vendedor de la vivienda que iba a adquirir De Urquía y su hermano para redactar las condiciones de compra y saber el dinero que debía entregar a De Urquía a cambio de la resolución judicial que ordenó el cese de la emisión del programa.

    En las conversaciones telefónicas acordaron que, al margen de la cantidad reflejada como precio de venta, el comprador debía abonar al vendedor 63.000 euros en metálico en el momento de la firma del contratado privado de compraventa y una cantidad de 10.800 euros correspondientes al importe por el precio aplazado.

    Dice también la sentencia que Juan Antonio Roca confeccionó en soportes informáticos un contrato de compraventa y un recibo por los importes acordados y ese mismo día entregó en su despacho a De Urquía la cantidad de 73.800 euros, "justo el dinero necesario para la firma del contrato de compraventa", aceptándolo éste justo el día después de suspender la emisión del citado programa televisivo. En concreto Roca le abonó dos sobres con 63.000 y 10.800 euros.

    Una vez que Roca fue detenido, el magistrado solicitó a un amigo empleado de banca la ampliación del préstamo hipotecario hasta la cantidad de 360.000 euros y el cambio en la forma de pago, mientras que en abril de 2006 pagó el total del precio consignado en la escritura, dictaminó el Tribunal Superior andaluz.