19 de julio de 2019
17 de junio de 2019

Tudanca afea a Cs que no hablara con el PSOE y que apoye al PP a la vez que le denuncia por corrupción

Tudanca afea a Cs que no hablara con el PSOE y que apoye al PP a la vez que le denuncia por corrupción
EUROPA PRESS

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El candidato del PSOE a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Luis Tudanca, ha afeado este lunes a Ciudadanos que no se haya sentado "ni siquiera" a hablar con el PSOE para conformar un gobierno en la comunidad y ha criticado que pacte un gobierno con el PP cuando, a la vez, presenta una denuncia por corrupción contra el líder 'popular', Alfonso Fernández Mañueco.

En declaraciones a COPE, recogidas por Europa Press, Tudanca ha criticado que el líder de Ciudadanos en la región, Francisco Igea, hasta ahora "ni siquiera" se haya sentado a dialogar con el PSOE, pese a ser la lista más votada en los comicios del 26 de mayo.

"No ha habido oportunidad, ni siquiera se han querido sentar con nosotros. Aquí se apostó por el cambio y por quitar al PP que lleva tes décadas y está manchadísimo de corrupción. Defrauda a los electores", ha asegurado sobre la formación 'naranja', quien ha explicado que los partidos están en su derecho de pactar, pero Ciudadanos ha "incumplido su palabra".

Ha insistido en que, a tenor de lo expuesto por Igea, "todo el mundo" pensaba que Ciudadanos pactaría con el PSOE y ha criticado que al final haya apostado por respaldar un "proyecto agotado" como el del PP. A su juicio, el gobierno de Castilla y León se ha negociado en Madrid tratando como si se tratara de "una tierra de segunda".

Tudanca ha admitido que le gustaría "más entendimiento" con el partido 'naranja', también a nivel nacional, pero ha señalado que la actitud de Albert Rivera "lo hace imposible".

DENUNCIA POR CORRUPCIÓN

El candidato socialista ha contrastado este apoyo con que Ciudadanos se sumara junto a PSOE, IU Equo y Podemos a una denuncia contra el PP de Castilla y León por corrupción.

Esta denuncia se presentó ante Anticorrupción por un presunto delito de prevaricación y malversación de caudales públicos a cuenta del Hospital Universitario de Burgos (HUBU). El proyecto, que acabó costando casi 700 millones de euros más del presupuesto inicial, sobrepasó las cuentas previstas para la comunidad.