1 de diciembre de 2020
20 de diciembre de 2007

UE.- La UE desmantelará a medianoche los controles fronterizos con nueve países de la ampliación

BRUSELAS, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea desmantelará a partir de las 00:00 horas del 21 de diciembre los controles de pasaportes en las fronteras interiores terrestres y marítimas (y en marzo de 2008 los que afectan a las fronteras aéreas) en nueve de los países de la ampliación: Estonia, Hungría, Letonia, Lituania, Malta, Polonia, Eslovenia, Eslovaquia y República Checa. Esta decisión permitirá la libre circulación de personas, sin controles, en un área de 3.600 millones de kilómetros cuadrados, el denominado 'espacio Schengen'.

Para celebrar la ampliación de la zona Schengen, el primer ministro portugués y presidente de turno de la UE, José Sócrates, y el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, participarán este viernes ceremonias de apertura de fronteras en República Checa, Alemania y Polonia; y en la capital de Estonia, Tallinn. El sábado proseguirán las celebraciones en la frontera entre Austria y Hungría; y entre Italia y Eslovenia.

"Hemos abolido juntos los controles fronterizos, obstáculos artificiales a la paz, la libertad y la unidad de Europa, y creado al mismo tiempo condiciones de mayor seguridad", destacó Barroso en un comunicado. Por su parte, el vicepresidente del Ejecutivo comunitario y responsable de Justicia, Libertad y Seguridad aseguró que "la ampliación de Schengen demuestra el compromiso de la UE para facilitar los viajes legítimos dentro de la UE y desde fuera de ella y al mismo tiempo refuerza la seguridad de nuestras fronteras exteriores y con ello la seguridad de todos los ciudadanos de la UE".

Tras la ampliación, todos los ciudadanos del espacio Schengen ampliado podrán viajar de forma más rápida y fácil. A partir del 21 de diciembre, una persona podrá desplazarse desde la Península Ibérica hasta los Estados bálticos y desde Grecia hasta Finlandia sin controles fronterizos. "Es el símbolo de una Europa unida y pone de manifiesto el derecho fundamental de los ciudadanos europeos a la libre circulación", destacó la Comisión.

Bruselas resaltó además que la eliminación de los controles en las frontera interiores es también una cuestión de confianza entre los Estados miembros. Garantizan que cada uno de ellos está equipado para vigilar las fronteras exteriores en nombre de todos los demás y para expedir visados válidos para el conjunto del espacio Schengen.

Los nuevos Estados miembros, prosiguió el Ejecutivo comunitario, han trabajado incesantemente para mejorar su gestión de los controles de las fronteras exteriores, la política de visados, la protección de datos y la cooperación policial. Su conexión al Sistema de Información de Schengen, que recopila información sobre personas buscadas y desaparecidas, sobre personas rechazadas en las fronteras y sobre bienes perdidos y robados quedó garantizada antes de que se acordara su ingreso.

Los ministros de Justicia e Interior concluyeron finalmente en noviembre que todos los países candidatos habían alcanzado los criterios para ingresar en Schengen. Esto no habría sido posible sin solidaridad financiera. El Instrumento financiero Schengen, dotado con casi 1.000 millones de euros, ha permitido a los nuevos Estados miembros superar, entre otros, el reto de establecer controles fronterizos eficaces y convertirse en miembros de pleno derecho del espacio Schengen.

Los acuerdos para suprimir los controles en las fronteras interiores de la UE deben su nombre a la pequeña localidad luxemburguesa de Schengen donde se firmaron en 1985. En la actualidad participan un total de 13 países comunitarios --España, Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia, Grecia, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Portugal y Suecia-- a los que hay que sumar a Noruega e Islandia. Reino Unido sólo interviene en las cuestiones de cooperación policial y judicial.

Está previsto que Chipre entre en el espacio Schengen el año que viene mientras que Bulgaria y Rumanía lo harán cuando estén preparados. También se incorporará Suiza, mientras que Irlanda puede participar en las mismas condiciones que Reino Unido cuando lo desee.