10 de abril de 2020
16 de junio de 2014

UPyD espera que los liberales europeos no acepten mañana a partidos nacionalistas que abogan por la "secesión" de España

UPyD espera que los liberales europeos no acepten mañana a partidos nacionalistas que abogan por la "secesión" de España
RTVE

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El portavoz adjunto de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en el Congreso, Carlos Martínez Gorriarán, confía en que el Grupo Liberal Demócrata Europeo (ALDE) en la Eurocámara no acepte este martes que formaciones nacionalistas que, como CiU o PNV, abogan por la "secesión" de España formen parte de su composición final.

En declaraciones a Europa Press, Gorriarán respondía así al secretario de Organización de Convergència (CDC), Josep Rull, quien este lunes se ha mostrado contrario a que UPyD y Ciudadanos se incorporen a ALDE por "populistas" y por estar en contra del derecho a decidir.

Los cuatro eurodiputados de UPyD y los dos de Ciudadanos quieren integrarse en el Grupo Liberal de la Eurocámara, del que ya formaron parte en anteriores legislaturas los nacionalistas de CiU y PNV.

ACUSACIONES "RIDÍCULAS"

El dirigente magenta ha tachado de "ridículas" las acusaciones de Rull y ha apuntado que "lo extraño" es que grupos nacionalistas que estén por la secesión de un país quieran formar parte de una familia liberal.

"El liberalismo y el nacionalismo no tienen nada que ver. El liberalismo siempre ha tenido muy claro que los derechos son de los ciudadanos y no de los territorios, como defienden los nacionalistas catalanes", ha defendido.

NO LO DEBERÍA ACEPTAR

Por ello, Gorriarán confía en que ALDE no acepte finalmente este martes a un partido que "presume" de que su líder y presidente de la Generalitat, Artur Mas, "prevarica" por convocar un referéndum soberanista a sabiendas que es "ilegal" o que incumple "sistemáticamente" sentencias relacionadas con la inmersión lingüística.

"Como ALDE es un grupo liberal, me imagino que esto no lo debería aceptar --ha dicho el diputado vasco--. No se puede pretender que un presidente de gobierno, sea autonómico o nacional, prevarique, incumpla las leyes y se burle de los tribunales alegando que eso es un derecho del pueblo".