21 de octubre de 2019
  • Domingo, 20 de Octubre
  • 25 de enero de 2009

    UPyD pide reformar la Ley para que no queden impunes los homicidios aunque desaparezca el cuerpo de la víctima

    MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

    La diputada de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, ha registrado en el Congreso una iniciativa con la que busca una reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal en el plazo de tres meses para evitar que queden impunes los homicidios en los que el cuerpo de la víctima haya sido destruido u ocultado, siempre que existan suficientes indicios de delito.

    Así, en su proposición no de ley, a la que tuvo acceso Europa Press, Díez pone de relieve que la ausencia del cuerpo en los delitos de homicidio ha provocado que la imputación penal del supuesto culpable se haya incoado o haya supuesto el sobreseimiento de la causa, logrando que el homicida quede impune como consecuencia de sus acciones.

    Una laguna legal, añade, bien conocida por los homicidas, quienes ven en la ocultación y/o destrucción del cuerpo "la vía de escape" de la mano de la Justicia, a pesar de que, apunta, "en muchos casos" hay indicios que apuntan a lo contrario.

    EN EEUU HAN RESUELTO ESTA FISURA LEGAL

    En este sentido, Díez destaca que el Tribunal Supremo, en aras del principio de inocencia y tutela judicial efectiva, exige la presencia del 'corpus delicti' como presupuesto indispensable para acreditar la muerte, y de este modo, poder atribuir la autoría del delito a una persona.

    Una fisura legal que, según reseña la líder de UPyD se ha solventado de diferente forma en otros ordenamientos jurídicos. En concreto, en Estados Unidos la ausencia del 'corpus delicti' se ha salvado con el término legal "la prueba circunstancial o presunta fuera de toda duda razonable".

    En este contexto, Díez destaca la conveniencia de que el Ejecutivo presente lo antes posible una reforma parcial de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para evitar que los delitos de homicidio y sus formas queden impunes cuando el cuerpo de la víctima esté desaparecido.