19 de septiembre de 2019
  • Miércoles, 18 de Septiembre
  • 29 de junio de 2008

    UPyD recoge firmas en Bilbao "por la lengua común" y dice que el currículo vasco va contra la libertad de elección

    BILBAO, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La diputada por Unión Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, participó hoy en un acto de recogida de firmas llevado a cabo en Bilbao en apoyo al Manifiesto por la Lengua Común y aseguró que el currículo educativo del Gobierno vasco, que estima que el euskera será la lengua vehicular en la formación de los alumnos, supone "una decisión en contra de la libertad de elección".

    En declaraciones a los medios de comunicación, Díez advirtió de que "nadie puede argumentar en contra de la libertad de elección de los padres para educar a sus hijos en cualquiera de las dos lenguas oficiales".

    "Se trata de garantizar eso, que se pueda educar a los hijos en cualquiera de las dos lenguas oficiales; que cualquier ciudadano que vive en una comunidad autónoma en la que hay dos lenguas oficiales pueda relacionarse con la administración en cualquiera de las dos lenguas oficiales. Y que cualquier ciudadano español que recorra la península vea los carteles en cualquiera de las dos lenguas oficiales pero, en cualquier caso, siempre y en toda España los vea en la lengua común", incidió.

    El manifiesto, preparado por figuras como Mario Vargas Llosa, Carmen Iglesias, Álvaro Pombo o Fernando Savater, ha reunido ya unas 55.000 firmas, entre las que se encuentran las de Miguel Delibes, Antonio López, Antonio Gamoneda o Arturo Pérez-Reverte.

    Para la parlamentaria de UPyD, se trata de principios "obvios y de sentido común y democrático", por lo que "es una pena" que haya que regularlo por ley, cuestión necesaria porque "no es el castellano el que está perseguido, están discriminadas las personas que quieren utilizarlo".

    Para Díez, esta discriminación afecta más a los ciudadanos con menor renta, "con menores posibilidades de desarrollo, de moverse desde el punto de vista económico y social".

    "El que tiene dinero, matricula a sus hijos en la escuela privada, en los colegios privados en los que estudian en dos o tres idiomas. A quien más se discrimina y, por tanto, a quien más se perjudica es a los ciudadanos que más necesitan del apoyo del Estado. Trabajar contra la discriminación y a favor de la igualdad de elección parece de primero de EGB de democracia, por decirlo de alguna manera", explicó.

    Díez dijo que su apuesta por la defensa de la lengua común y la cooficialidad de las lenguas pretende que se evite "la discriminación de aquellas personas que quieran educar a sus hijos en la lengua castellana o que quieren relacionarse con la administración en la lengua común, en la lengua que es de todos".

    Además, señaló que el manifiesto para el que se están recogiendo firmas es "un instrumento más de movilización de la sociedad civil" para que "los ciudadanos tengan una oportunidad de defender algo que es de todos".

    LEY ORGÁNICA

    "Salir a la calle e implicar a la gente pidiendo la firma es un instrumento también de participación ciudadana. La necesidad de que la ciudadanía se acerque a la política y los políticos nos acerquemos a los ciudadanos hay que practicarla cotidianamente y nada mejor que la defensa de algo que nos une a todos los españoles, que no va contra nadie, que va a favor de la libertad e igualdad de elección", añadió.

    En este sentido, recordó que UPyD presentó el viernes en el Registro del Congreso de los diputados una Proposición de Ley Orgánica "contra la discriminación y a favor de la libre elección", una cuestión que estaba incluida en su programa electoral.

    Díez aseguró que es "necesario" regular la libertad de elección de los ciudadanos con esta iniciativa legal, que adopta la misma sistemática de la Ley de Igualdad para garantizar que "la no discriminación se plasme en la vida cotidiana".