5 de agosto de 2020
25 de junio de 2009

Urkullu afirma que "no ha falseado la realidad" y que otros partidos han ratificado que la marcha no fue consensuada

Cree que se pretende "reforzar" el pacto PSE-PP y justificar "el advenimiento" de López como lehendakari, si haber ganado el 1-M

BILBAO, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, afirmó hoy que "no ha falseado la realidad" al afirmar que la manifestación del pasado sábado en repulsa por el asesinato del inspector del Cuerpo Nacional de Policía, Eduardo Puelles, no fue consensuada con el resto de partidos políticos, y destacó que otras formaciones así lo han ratificado. "No he sido el único, aunque sí el primero en decirlo", apuntó.

A su juicio, con "la gestión" de la marcha y de los días posteriores al atentado, que él critica, se pretende "reforzar" el pacto PSE-PP "que la sociedad vasca no avala", y justificar "el advenimiento" a la Lehendakaritza de Patxi López, "que no ha ganado las elecciones".

En una entrevista concedida a Herri Irratia-Loyola Media, recogida por Europa Press, Urkullu se congratuló de que se demuestre que él "no ha falseado la realidad de la convocatoria de la manifestación" del pasado sábado porque "hay otras formaciones políticas que también ratifican" esa denuncia.

Tras remitirse a lo que "otros responsables de otras formaciones políticas han dicho", afirmó: "No soy yo el único que lo ha dicho, aunque quizá he sido el primero en decirlo y, quizá, he sido el primero en decirlo a la hora de hacer una valoración muy medida de lo que ha sido la gestión de las 72 horas desde la comisión del atentado hasta lo que haya sido el acto del lunes pasado en el Parlamento vasco".

No obstante, apuntó que, "más allá de lo que es la convocatoria de la manifestación", lo que a él le preocupó fue "la gestión" de la propia marcha "y de los días que sucedieron al atentado del pasado viernes en el barrio de Santa Isabel en el municipio de Arrigorriaga".

En esta línea, expresó su preocupación por "el planteamiento final" de López en la movilización, "tanto en lo que rezumaba el tono de su intervención como también en algunas cosas que se dijeron en cuanto a la impunidad que supuestamente parecía que se había dado en la sociedad vasca y por parte de los representantes institucionales y en alusión implícita al PNV también".

"Esta es una cuestión que uno, si la lleva al extremo, también tiene que ver con la aparición de dos supuestos ertzainas encapuchados en un medio de comunicación privado denunciando también esa posible impunidad en el pasado por parte del Departamento de Interior", indicó.

En esta línea, dijo que "esto no es así, no es verdad y esto es lo que no se puede pasar por alto". "Y no podemos dar pábulo a que haya planteamientos permanentes amplificados desde la potencia de determinados medios de comunicación como si Euskadi hubiera cambiado y que la historia de Euskadi, en todo caso, empezara ahora", subrayó.

El líder nacionalista precisó que "la historia vasca no empieza desde que existe un Gobierno del PSE-EE, apoyado por el PP, y ni siquiera la historia contra el terrorismo empieza con un Gobierno dirigido por el Partido Socialista".

Iñigo Urkullu destacó que, "por responsabilidad", se quedará "en lo que es principalmente el drama que vive la sociedad vasca con la existencia de una organización terrorista que sigue estando ahí, que después del atentado del pasado viernes pudiera haber parecido que pudiera haber reaparecido".

"CUANDO SE CALMEN LAS AGUAS"

En este contexto, afirmó que no es que la banda armada "haya reaparecido", sino que "sigue existiendo una organización terrorista" que, según parece, continúa en su "dinámica de comisión de atentados". En su opinión, "esto es lo realmente importante", por lo que "ya habrá tiempo para, cuando las aguas bajen más calmadas, decir las cosas que uno está padeciendo en representación del PNV".

Para el presidente del EBB, hay "un objetivo claro" en la actitud de los socialistas y populares, que es "reforzar aquello que la mayoría de la sociedad vasca no avala, que es el pacto PSE-EE y PP", cuando "las propias encuestas dicen e indican que es el pacto menos deseado por la sociedad", en referencia al sondeo del CIS que apuntó que sólo el 10 por ciento de la población vasca era favorable a este acuerdo.

"Y, ante esa realidad, ante la realidad de que el PNV ganó las elecciones autonómicas el pasado 1 de marzo, y, además, ganó en votos y escaños, eso se intenta tapar de la manera que sea, reforzando el pacto PSE-PP", dijo.

Urkullu afirmó que él y el PNV están "acostumbrados" a que se utilicen el terrorismo y las víctimas para dar "una imagen determinada del nacionalismo vasco de compromiso democrático y de vocación institucional, como el que defiende el PNV".

"Y, en esta ocasión, estamos viendo también las voces del PP y UPyD ratificando el pronunciamiento del lehendakari López en la manifestación o tras la manifestación del sábado pasado y toda la gestión que se ha hecho", insistió.

De esta forma, consideró que, "en el fondo, lo que está sucediendo es el intento de justificar la existencia de un pacto y el advenimiento a la lehendakaritza de alguien que no ha ganado las elecciones y que, además, es el lehendakari de un Gobierno sustentado sólo en 25 parlamentarios frente a 30 que tiene el PNV".

En este contexto, recordó que él ya advirtió en campaña electoral que existía "una estrategia para unos de la ansiedad, la ambición, pero también una estrategia de Estado, que es la de diluir los nacionalismo y, por lo tanto, la de hacer desplazar de la responsabilidad del Gobierno al PNV".

ETA

Asimismo, precisó que, "para otros", como ETA y su entorno, "la estrategia es la de seguir con un discurso que nunca debió haber existido, que nació hace 50 años", cuyo discurso quieren "reforzar también desplazando al PNV del Gobierno de las instituciones o haciendo posible desplazar al PNV del Gobierno de las instituciones".

Para lograrlo, denunció que se ha "utilizado también un discurso victimista para seguir en una dinámica de pervivencia de una organización terrorista, que es lo que podía ser resumido en el 'cuanto peor, mejor'".

El máximo representante de la formación nacionalista reconoció que, "ante una organización terroristas, tiene que haber una actuación policial y judicial", aunque consideró que "no deben ser las únicas".

"Respecto a ETA, no hay nada nuevo y nada me sorprende. Lo único que me sorprendería y es lo que espero y espera la mayoría de la sociedad vasca es que haya un pronunciamiento por parte de ETA diciendo que se ha acabado", añadió.

Sin embargo, recordó que hoy "nos hemos desayunado con las noticias aparecidas en un determinado medio de comunicación público diciendo" que la banda armada "ha concluido su debate con una apuesta por el mismo camino que hasta ahora hemos conocido en estos últimos 50 años".

Iñigo Urkullu mostró su esperanza en que, "cuanto antes", se produzca "un comunicado de cierre definitivo de la práctica de la violencia, del terrorismo", recordó que "una organización terrorista que todavía hace un mes ha hecho gala, en una entrevista, de su 50 aniversario, tendrá su objetivo quizá pervivir".

"Y espero que, quien haya justificado la violencia, aunque no albergo ninguna esperanza para que la condenen, sí tengo la esperanza de que quieran hacer política con una autonomía propia y eso es lo que espero", concluyó.