24 de agosto de 2019
  • Viernes, 23 de Agosto
  • 28 de junio de 2008

    Urkullu pide a Zapatero que no solicite suspender la consulta aunque la recurra, sea "honesto y se siente a hablar"

    Dice que el apoyo de EHAK es "el voto del timo de la estampita" para hacer el mayor "daño" posible al PNV y al lehendakari

    BILBAO, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, pidió hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que, si presenta un recurso de inconstitucionalidad contra la ley de consulta "aprobada legítimamente" ayer en el Parlamento vasco, "no impida" su recorrido solicitando también su suspensión. Además, le instó a que "sea honesto y se siente a hablar". "Nosotros estamos dispuestos", añadió.

    Asimismo, en rueda de prensa, Urkullu explicó que la votación de ayer en la Cámara vasca, con 34 votos a favor y 33 en contra supone un resultado "ilusorio" con la "farsa" de EHAK, que opta por "el voto del timo de la estampita", que pretende lograr "lo que más daño pueda hacer al PNV y al lehendakari", con la intención de "debilitar" a los jeltzales y "condicionar" el futuro inmediato del Ibarretxe.

    También advirtió de que acatar la legalidad no implica "hincar la rodilla", por lo que su partido debatirá internamente y después promoverá "todo tipo de iniciativas políticas e institucionales" sobre la consulta y sobre la normalización política.

    El líder del PNV señaló que será "responsabilidad" de Rodríguez Zapatero el solicitar la inmediata suspensión o paralización de la consulta, por lo que reiteró su apuesta por "dejar que el TC analice la cuestión" y, "mientras tanto, insistamos en la voluntad de alcanzar un acuerdo político".

    "No está en nuestras manos paralizar la celebración de la consulta, es una ley aprobada por el Parlamento vasco", añadió Urkullu.

    También precisó que "respetar la legalidad no quiere decir que hinquemos la rodilla", ni tampoco "estar de acuerdo con la legalidad", "ni morder el polvo", sino que el PNV promoverá "todo tipo de iniciativas políticas e institucionales" con "dignidad y con responsabilidad" en base a su "peso" en la sociedad.

    "No nos vamos a quedar quietos en lo que suponga las iniciativas políticas o incluso las iniciativas institucionales que tengamos que llevar adelante, no tanto y sólo en lo relacionado con la ley de consulta, sino en relación a lo que es el ejercicio de iniciativas que profundicen en la normalización y la convivencia política vasca", añadió.

    El líder del PNV dijo que su formación "es consciente" del tiempo político creado tras la aprobación ayer de la Ley de consulta, por lo que presentará a sus órganos internos "la reflexión y las iniciativas que correspondan".

    Urkullu emplazó al presidente del Gobierno a que si tiene que presentar un recurso en el Tribunal Constitucional contra la ley de consulta aprobada ayer en el Parlamento vasco, "cuando menos" no lo haga solicitando también la paralización inmediata de la celebración de la consulta. Esta medida, añadió, supondría "obviar" la decisión de la Cámara vasca con una mayoría "suficiente".

    "Es un tiempo de ilusión, pero de responsabilidad también, que nos lleva a pensar que el presidente del Gobierno español tiene que actuar en orden a profundizar en un clima de normalización en la convivencia política vasca. Es un tiempo de responsabilidad también para la gestión de los pasos que pueda dar el presidente del Gobierno español por parte del resto de las formaciones políticas", agregó.

    "VOTO DEL TIMO DE LA ESTAMPITA"

    Respecto a la votación en la Cámara vasca, con 34 votos a favor y 33 en contra, explicó que se trata de un resultado "ilusorio" con la "farsa" de EHAK que optan por "el voto del timo de la estampita", que pretende lograr "lo que más daño pueda hacer al PNV y al lehendakari", con la intención de "debilitar" a los jeltzales y "condicionar" el futuro inmediato del Ibarretxe.

    "El voto del Partido Comunista de las Tierras Vascas es un voto instrumental, no es un voto al fondo de la cuestión, que son las dos preguntas contempladas en el proyecto de ley de consulta sobre el final definitivo de ETA, ni sobre su aceptación de un acuerdo democrático tras una negociación entre los partidos políticos", explicó.

    A su entender, EHAK busca "situar al PNV frente a los topes que nos pone la Constitución española, evidenciar dichos topes para intentar buscar la división entre las bases del nacionalismo y sus dirigentes".

    El presidente del PNV también indicó que no obvia las circunstancias en las que se aprobó ayer la ley de consulta, ya que "la llave" fue entregada por PP y PSE-EE a EHAK.

    También advirtió de que su partido "no se va a dejar condicionar en su política por lo que sean las estrategias de ninguna otra formación política", ya que "asumirá" su responsabilidad actual para gestionar la ley de consulta.

    Urkullu recordó que ni PP ni PSE se han querido "sentar con el PNV", a pesar de que los socialistas se reunieron con Batasuna durante el pasado proceso de paz.

    "El presidente del Gobierno español no ha querido entablar un diálogo con el lehendakari de aquellas cuestiones que ya le fueron presentadas hace dos años en orden a un acuerdo de actualización de los derechos históricos como base para alcanzar un acuerdo político y es así que el PP y el Partido Socialista han hecho que tengamos que llegar a un pleno del Parlamento vasco con un proyecto de ley de consulta sabiendo que su posición inicial deja la llave al Partido Comunista de las Tierras Vascas", añadió.

    Urkullu se felicitó, "como no podía ser de otra manera", por la aprobación de la ley para la consulta que, además, implica que la formación jeltzale y "no sólo el lehendakari", ha cumplido "su palabra" de "intentar alcanzar un acuerdo político" entre los partidos y "en su caso demandar a la sociedad vasca que nos emplace a los partidos políticos a sentarnos en torno a una mesa".

    También negó que se trate de una iniciativa electoral porque se conoce desde septiembre, cuando Ibarretxe presentó en el Parlamento su conocida como 'hoja de ruta'.