6 de abril de 2020
23 de julio de 2008

Valencia y Cataluña abogan por "trabajar juntos" y diseñar "estrategias" para afrontar los numerosos "retos comunes"

Piden un modelo de financiación adaptado a la evolución demográfica y que dé parte de los impuestos recaudados a las regiones que los pagan

VALENCIA, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente segundo del Gobierno valenciano y conseller de Economía y Hacienda, Gerardo Camps, y su homólogo catalán, Antoni Castells, ratificaron hoy la disposición de ambos ejecutivos autonómicos a "trabajar juntos" y diseñar "estrategias comunes" para hacer frente a los numerosos "retos comunes" que poseen ambas regiones, en temas como financiación, infraestructuras, I+D+i, agua o en cuestiones de ámbito empresarial.

Ambos responsables se pronunciaron en estos términos en la rueda de prensa que ofrecieron en Valencia tras la firma de un convenio entre las Cámaras de Comercio de Valencia y Barcelona para crear un observatorio que realice el seguimiento de las infraestructuras del Arco Mediterráneo, acto en el que resaltaron la importancia de "mirar juntos al futuro" y ser conscientes de que "es mucho más lo que nos une que lo que nos separa", en palabras de Castells.

El conseller catalán resaltó que ambas comunidades poseen "muchas complementariedades e intereses compartidos" y constituyen dos territorios "que compiten pero también colaboran", dado que, según dijo, tienen "todos los motivos para trabajar juntos" sobre todo en materia de infraestructuras, I+D+i y en el campo empresarial.

Señaló que pretenden reclamar "mayor implicación" al Gobierno central, dado que unidas forman "la primera potencia económica de España" del país y por ello, invertir en infraestructuras en estos territorios también "es bueno para todo España" porque de este modo, a su juicio, el país es "más fuerte" que si fuera una nación pensada "desde el centro y para el centro".

Asimismo, demandarán "mejores servicios ciudadanos" y los "instrumentos fundamentales" para "competir" con las regiones fuertes de Europa, apartado en el que consideran "fundamental" el presupuesto.

Gerardo Camps coincidió en el "enorme potencial" que poseen ambas regiones por ser "más fuertes" al trabajar "juntas", "pero no sólo la Comunitat Valenciana y Cataluña --apostilló--, no sólo aquellos territorios que puedan estar en el Arco Mediterráneo, también el conjunto de la economía española", dijo.

Reclamó también que "el objetivo de las actuaciones y de las políticas" sea ofrecer a estas regiones "todos los instrumentos necesarios" para que crezcan, ya que "si a la Comunitat Valenciana y a Cataluña les va bien, a España le va bien".

SOLIDARIDAD CON LOS SOLIDARIOS

En este sentido, pidió "más infraestructuras para poder competir mejor y "seguir creciendo", y suscribió así las demandas de Castells del tren de alta velocidad entre Castellón y Tarragona, una vía con ancho europeo de mercancías que una sus núcleos logísticos con el centro de España, con Europa y con el Arco Mediterráneo. Además, exigió al Gobierno estatal "solidaridad con quienes son solidarios", y están "orgullosos" de serlo, en materia hídrica y de financiación de infraestructuras.

Respecto a la financiación, el conseller valenciano incidió en que únicamente exigen aquello que consideran "lo justo para las personas que habitan en ambos territorios", al tiempo que señaló que su "esfuerzo de solidaridad" supone "la base" por la que pueden pedir "la solidaridad de los demás".

Así, consideró legítimo que pidan una revisión del actual modelo de financiación para que "tenga en cuenta algo tan evidente como los millones más de catalanes y valencianos" existentes en este momento y contemple la "tensión para las arcas públicas" que ello supone y que "no se ve compensada por los mayores ingresos que hayamos podido tener por el aumento de población".

En la misma línea, Castells aseguró que no están pidiendo "nada que no sea perfectamente razonable", sino un cambio de modelo de financiación "en la línea de un modelo homologable al que tienen la mayoría de países similares" a España, que "garantice la suficiencia", "adapte los ingresos a la evolución de las variables fundamentales como la población" y "permita a aquellas comunidades que hacen un esfuerzo grande de solidaridad" que una parte de sus impuestos "redunde en beneficio de los propios gobiernos autonómicos".

Ambos titulares de Economia consideraron "conveniente" y "mucho mejor" que esa modificación se hubiera producido antes de que tuviera lugar en el Congreso de los Diputados el debate sobre los Presupuesto Generales del Estado por creer que tener "despejado" ese aspecto "facilita las cosas desde todos los puntos de vista", aunque Gerardo Camps lo consideró "imposible" por no haber "avanzado lo suficiente" en la reunión mantenida ayer en el Ministerio.

NI "POR LIBRE" NI "POR CASUALIDAD"

Preguntados por la posibilidad de que la normalidad en las relaciones entre sus departamentos se traslade a un nivel superior, recalcaron que no van "por libre" ni se reúnen "por casualidad", sino que se trata de iniciativas que "dirigen" los presidentes de ambas comunidades autónomas y responden a un "trabajo común".

Castells resaltó que es "muy importante" poder transmitir un mensaje de que trabajan "juntos" al producirse "después de mucho tiempo" en que se dieron "excesivamente la espalda", y así, recalcó que supone avanzar en la "buena dirección".

No obstante, tanto Camps como Castells hicieron hincapié en que su intención no es crear "ningún frente contra nadie" ni ejercer "presión" sobre el Ejecutivo estatal. "No es presión, sino firmeza en la posición" de ambos Gobierno autonómicos de "defensa de los intereses ciudadanos", sentenció Gerardo Camps, quien agregó que "no hay mayor defensa del Estado de bienestar" que dotar a las comunidades autónomas de "recursos suficientes" para que ofrezcan unos servicios de calidad a sus ciudadanos.