18 de octubre de 2019
3 de enero de 2009

Vascas.- Izquierda abertzale dice que estará para frenar "el nuevo fraude estatutario que pretenden PSOE y PNV"

Afirma que los comicios son "antidemocráticos" y cree "escandaloso" convocarlos "cuando siguen en marcha procesos de ilegalización"

BILBAO, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

La izquierda abertzale aseguró hoy que estará presente en las próximas elecciones autonómicas vascas del 1 de marzo para "garantizar la opción de izquierdas e independentista", así como para conformar "una verdadera marea humana que haga imposible el nuevo fraude estatutario que pretenden PSOE y PNV".

Las dirigentes de la izquierda abertzale Arantza Urkaregi e Itziar Abellanal comparecieron hoy en rueda de prensa en Bilbao para valorar la convocatoria de las elecciones vascas el próximo 1 de marzo anunciada ayer por el lehendakari, Juan José Ibarretxe.

En su comparecencia, reiteraron la necesidad de conformar, ante los comicios de marzo, "una marea de hombres y mujeres que desean un cambio político en profundidad", porque, según dijeron, "es la hora de la independencia política, de dar forma y cuerpo a esa mayoría que quiere decidir por sí misma y de apostar por la democracia para nuestro pueblo".

Además, remarcaron que las elecciones del 1 de marzo son "antidemocráticas" y recordaron que en los últimos años "partidos y plataformas electorales han sido ilegalizadas", así como que en esta legislatura EHAK, "que recibió el apoyo de 150.000 ciudadanos de este país, se verá apartado del proceso electoral".

Por ello, consideraron "escandaloso" convocar unas elecciones "cuando siguen en marcha procesos de ilegalización y cuando miles y miles de personas están viendo pisoteados sus derechos civiles y políticos". A su juicio, esto demuestra que tanto al lehendakari como al PNV "la situación de democracia cero que está viviendo este país no les preocupa, no es su prioridad".

Asimismo, denunciaron que la convocatoria de estas elecciones se hace "mirando el beneficio electoral de un partido político". "La cita electoral está ideada y organizada para y por el beneficio del PNV", criticó, para censurar que Ibarretxe "ha ocultado hasta el último momento la fecha para la convocatoria de estas elecciones, y lo ha hecho teniendo muy presente a qué partido representa y en función de sus intereses electorales".

Para Abellanal y Urkaregi, "es más que evidente que nunca la utilización partidista que realiza Ibarretxe con determinadas iniciativas, como lo hizo en su día con la consulta popular, sin tener en cuenta las necesidades e intereses de este pueblo y situando siempre al partido por encima de todo".

Por otro lado, manifestaron que las elecciones del 1 de marzo supone "un punto de inflexión importante para la vida política de este país y para su futuro". En ese sentido, destacaron que "en Euskal Herria, con la iniciativa de Lizarra-Garazi, el deseo y la necesidad del cambio político comenzaron a adquirir una centralidad evidente".

"Euskal Herria tiene derecho a decidir libre y democráticamente su futuro y, desde luego, esto debe ser respetado por los dos estados y es la cuestión clave para solucionar el conflicto político y armado que vive este pueblo", advirtieron, para añadir que el PSOE y el PNV "están avanzando en dirección contraria".

En su opinión, socialistas y PNV pretenden en las próximas elecciones "neutralizar las condiciones para el cambio que se generaron en Lizarra-Garazi. Por ello, subrayaron que "lo que está en juego en estas elecciones es apostar por un cambio político que nos lleve a un verdadero escenario democrático o reeditar un nuevo pacto estatutario".

"Sin duda alguna, PSOE y PNV ya han decidido y tienen atado su pacto y para ellos sólo es cuestión de ver quién sale más reforzado en votos y escaños en estas elecciones y, así, comprobar quién puede conseguir más", agregó.

Para las dirigentes de la izquierda abertzale "resulta imprescindible hacer realidad un verdadero cambio político que abra las puertas a un escenario democrático y, por consiguiente, también a la democracia". A su entender, es necesario "sacar a este pueblo de la pesada noria del autonomismo y, para ello, necesitamos aunar fuerzas".

BLOQUE INDEPENDENTISTA

En ese sentido, aseguraron que la izquierda abertzale tiene "la mano tendida para la reflexión, el debate y el trabajo conjunto, para poder construir un bloque independentista fuerte" con el objetivo de "frenar la estafa que pretenden realizar el PSOE y el PNV, para ofrecer una vía estratégica en la construcción de nuestro pueblo como nación y para conseguir un nuevo proceso de negociación con el Estado".

Abellanal precisó que ese "bloque independentista" tiene que estar formado por personas, colectivos y todos aquellos movimientos "que creen realmente que este país necesita un cambio político en profundidad que nos lleve a un escenario democrático que garantice que todas las opciones políticas puedan estar presentes en la vida política de este país". "Todos aquellos que estén dispuestos a hacer esta apuesta tienen sitio y camino por delante en ese bloque", concluyó.