23 de agosto de 2019
  • Jueves, 22 de Agosto
  • 7 de octubre de 2009

    De la Vega achaca a la crisis la caída del Gobierno en las encuestas e insiste en que "lo más gordo ha pasado"

    MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

    La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega atribuyó hoy a la mala situación económica el desgaste que, según las últimas encuestas, ha sufrido el Ejecutivo, al tiempo que insistió en que "lo más gordo" de la crisis "ha pasado".

    En una entrevista en Telecinco recogida por Europa Press, De la Vega dijo que, como vicepresidenta, no valora los sondeos favorables ni desfavorables, pero acto seguido opinó que éstos reflejan una "situación de inquietud e incertidumbre" que es "lógica" puesto que estamos viviendo una "crisis muy profunda".

    "Las encuestas reflejan claramente ese estado de opinión de los ciudadanos, que hay que comprender, porque hay gente que lo está pasando mal y hay una situación muy difícil de desempleo", explicó, añadiendo no obstante que esta preocupación se traduce en una caída de intención de voto del PSOE, pero también del PP.

    En todo caso, recordó que los ciudadanos dieron su confianza a José Luis Rodríguez Zapatero hace tan solo 20 meses y se mostró convencida de que, aunque en este periodo "han pasado muchas cosas" y la economía se ha deteriorado, ésta "va a ir mejorando" con las medidas que está tomando el Ejecutivo y "dentro de un año" la situación será diferente.

    Así, insistió en que aunque "tenemos meses difíciles por delante", ahora "lo más gordo (de la crisis) ha pasado. Por ello, abogó por valorar con "cautela" y "prudencia" las previsiones de los organismos internacionales, que "unas veces aciertan y otras no" y admitió una discrepancia con el FMI, que apunta a una caída del 0,7 por ciento del PIB español en 2010 mientras el Gobierno la cifra en el 0,3 por ciento.

    Durante la entrevista, De la Vega se refirió también al gol que Zapatero marcó ayer al portero del Real Madrid y de la selección española de fútbol, Iker Casillas y negó, riéndose, que éste se dejara marcar el tanto. "Es que el presidente Zapatero es muy bueno", dijo riendo.