20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 22 de enero de 2009

    De la Vega apuesta por abordar la reforma de la Constitución "con serenidad, pero con determinación"

    Rojo asegura que no se dan las condiciones de consenso político, tampoco en esta legislatura, para reformar el Senado

    MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

    La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, abogó hoy por abordar "con serenidad, pero con determinación" el debate de reforma de la Constitución sobre los asuntos planteados por el Ejecutivo, ya que su "adaptación a un nuevo tiempo", aseguró, servirá para "reforzarla".

    De la Vega limitó esa revisión de la Carta Magna a los temas puestos sobre la mesa por el Gobierno en la pasada legislatura, porque sus grandes principios "siguen teniendo plena vigencia y actualidad" y porque la Constitución en su conjunto "sabe abrirse a nuevos comienzos".

    La vicepresidenta primera participó esta mañana en la apertura del VII Congreso de la Asociación de Constitucionalistas de España (ACE), que se celebra en el Senado y que está dedicado a los 30 años de la Constitución. Tomó la palabra en primera lugar el presidente de la Cámara Alta, Javier Rojo.

    De la Vega defendió que los valores y principios de la Constitución han influido en la forma en que la sociedad española entiende hoy el mundo y a sí misma. Pasados 30 años, continuó, "ni puede, ni debe, ni necesita estar en revisión y cambio permanente", pero sí tiene que ser adaptada para reformar el Senado, para garantizar la igualdad de acceso a la jefatura del Estado entre hombres y mujeres y para fijar la denominación de las CCAA, citó De la Vega, "medidas compartidas y comprendidas por los españoles y que refuerzan el arraigo de la Constitución en el sustrato de la sociedad".

    SIN "AMBIENTE POLÍTICO" PARA REFORMAR EL SENADO

    Javier Rojo, por su parte, subrayó el desarrollo del país en esta etapa constitucional gracias a la "flexibilidad" del texto, que hace "innecesarios e injustificados" los "saltos al vacío". Pero, al mismo tiempo, calificó también de "absurdo" tratar de "petrificar un texto normativo al margen de la realidad social" y negar que puede haber en la Carta Magna deficiencias provocadas por el paso del tiempo.

    En este punto, introdujo la necesidad de reformar la Cámara que él preside, "donde se refleje la España autonómica que disfrutamos hoy", una reforma que a su vez exige "unas condiciones de ambiente político que no se dieron en la anterior legislatura". "Les diré que tampoco se dan por el momento en la que estamos", aseguró.

    Pese a lamentar que no se avance en este sentido, Javier Rojo aclaró que el Estado autonómico cuenta con "canales de solución" de los problemas que surgen entre Comunidades o entre estas y el Estado, "sin que se aprecien riesgos de fractura en el sistema".

    Javier García Roca, presidente de la ACE, también se refirió a este asunto de la reforma y afirmó que "sólo las Constituciones que se modifican, sobreviven". "Nuestra historia, desde el siglo XIX, demuestra que hacemos una constitución encima de otra y deberíamos sacar alguna lección", advirtió.