18 de octubre de 2019
9 de diciembre de 2014

Venezuela teme que el intercambio de talentos suponga una fuga de cerebros hacia los países más ricos

VERACRUZ (MÉXICO), 9 Dic. (por el enviado especial de EUROPA PRESS, Víctor Usón) -

El vicepresidente de Venezuela, Jorge Arreaza, ha recelado del proyecto de movilidad de estudiantes, profesores e investigadores que se ha planteado en la XXIV Cumbre Iberoamericana, que se celebra este lunes y martes en Veracruz (México), al temer que pudiera suponer una fuga de cerebros hacia los países más ricos.

En su opinión, este proyecto requiere de una regulación para evitar precisamente que el talento se traslade a los países más desarrollados en lugar de ir a las zonas donde es más necesario.

Arreaza ha disculpado la ausencia en este foro del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, alegando problemas de agenda. Además de Maduro, faltan a la cita de Veracruz los mandatarios de Argentina, Bolivia, Brasil, Cuba y Nicaragua.

En su intervención, Arreaza ha puesto en valor la cultura y ha hecho un llamamiento al diálogo intercultural, pero "con respeto". También ha señalado que el problema de la educación puede que no sea de recursos, "sino cualitativo" y se ha preguntado "si la educación en la que invertimos es la que necesitan nuestros hijos". "¿Son esos los métodos que nuestros pueblos necesitan para liberarse?", ha incidido.

Arreaza ha hecho un repaso por las políticas educativas que se han desarrollado en Venezuela en los últimos años y ha enfatizado que con la llegada al poder de Hugo Chávez se paralizó el proceso de privatización educativa que se había implantado en Venezuela.