10 de diciembre de 2019
25 de junio de 2009

Vicepresidente Madrid: si Rajoy aspira a presidir el Gobierno tendrá que contar con quienes son garantía de solidez

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente y portavoz regional, Ignacio González, aseguró hoy que si el líder del PP, Mariano Rajoy, aspira a ser presidente del Gobierno central, "lógicamente" tendrá que contar con aquellos miembros del partido que "son garantía de solidez" del proyecto que emprenda la formación, aunque recordó que primero es necesario superar los trámites de designación de candidatos establecidos en los estatutos populares.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, González se refería así al ofrecimiento que Rajoy ha hecho a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y al alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, para que repitan candidatura al frente de sus respectivas administraciones de cara a los comicios de 2011.

"No creo que haya nadie que se plantee el prescindir de su principal bastión electoral, ni de los principales líderes que tienen los mejores resultados electorales", sostuvo el vicepresidente, quien recordó que los comicios europeos del pasado 7 de junio han puesto de manifiesto que el PP de Madrid es "pieza esencial" de cualquier proyecto político de ámbito nacional que emprenda el partido.

En este sentido, consideró que los resultados obtenidos en esas elecciones por "las dos personas que encabezan el partido en Madrid", en referencia a Aguirre y Gallardón, "ponen de manifiesto cómo son, seguramente, indispensables en cualquier proyecto político que el PP quiera plantear a nivel nacional". "Lo contrario sería absurdo", apostilló.

Tras mantener que le parece "razonable y de sentido común" el hecho de que Rajoy haya propuesto a la presidenta de la Comunidad y al alcalde de Madrid que repitan, recordó que primero es necesario superar los "procedimientos de designación de candidatos" que están establecidos en los estatutos del partido.

Además, reseñó que "todavía queda mucho hasta las elecciones de 2011", es decir, dos años, además de "mucha vida política por delante". "La vida política es muy larga y el deseo y la disposición del presidente del partido, del alcalde y de la presidenta, como han manifestado, es que encabecen en su caso las candidaturas. Queda mucho tiempo y los plazos habrá que cumplirlos cuando llegue su momento", concluyó.