1 de abril de 2020
27 de junio de 2018

Víctimas de ETA recalcan a Marlaska que no caben "atajos" para terroristas que no se arrepienten

Llama a construir un relato que dignifique a las víctimas y lamenta que algunos se preocupen más por los beneficios para terroristas

Víctimas de ETA recalcan a Marlaska que no caben "atajos" para terroristas que no se arrepienten
GPPOPULAR

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de Fundación de Víctimas del Terrorismo, la diputada del PP Mari Mar Blanco, ha remarcado esta tarde en el Congreso que ninguna "hipoteca política puede saldarse a costa de las víctimas" y que no caben "atajos" ni beneficios penitenciarios para terroristas que no se arrepienten ni piensa ayudar a la justicia a esclarecer crímenes sin resolver.

En pleno debate sobre la disposición expresada por el nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a estudiar la posibilidad de revisar política penitenciaria en torno a los presos de ETA, tras la desaparición de la organización criminal, Mari Mar Blanco ha querido dejar claro que "la memoria y el sacrifico de las víctimas no se vende, sino que se defiende todos y cada uno de los días".

Las palabras de la hermana de Miguel Angel Blanco, secuestrado y asesinado por ETA en 1997, han sido escuchadas en la mesa presidencial por los ministros de Interior, Fernando Grande-Marlaska, y de Justicia, Dolores Delgado. En la sala también estaban otros ministros del Gobierno socialista Como Meritxell Batet (Política Territorial), Isabel Celaá (Educación y Portavoz) y Carmen Montón (Sanidad).

LA PANTOMIMA DEL FINAL DE ETA

En su discurso en el homenaje del Parlamento a las víctimas del terrorismo, Blanco ha criticado "la grotesca escenificación de ETA de su derrota", con un "aberrante" comunicado "injuriando a las víctimas planteando una inaceptable división entre víctimas". "Nuestra repulsa a una pantomima que lejos de buscar el perdón, persigue seguir sembrando el odio", ha expresado.

A su juicio, la declaración de extinción de ETA "llega tarde" y "las disculpas a las víctimas eran imprescindibles", y ha llamado a "dar la batalla del relato, sin distancia, ni ambigüedades", donde quede claro que ha habido "vencedores y vencidos".

"Cuesta entender que algunos tengan más prisa en hablar de beneficios para terroristas que de promover un verdadero relato que dignifique la memoria de las víctimas del terrorismo --ha señalado--, de la misma manera que cuesta entender que se continúe permitiendo que sean recibido como héroes terroristas confesos orgullosos de su pasado. Esto es sencillamente humillante".

En su opinión, "cualquier connivencia con los terroristas fuera del marco de la ley podría ser entendido como un claro insulto a la memoria de las víctimas". "Ninguna hiupiteca política puede saldarse a costa de las víctimas --ha proclamado--. La memoria y sacrifico de las víctimas no se vende, se defiende todos y cada uno de los días".

Mari Mar Blanco ha subrayado que "el Estado de Derecho no se debe adaptar a los terroristas, sino que ellos deben acatar las normas del Estado democrático" y que "no puede haber medida de gracia a quienes ni se han arrepentido de su pasado, ni han mostrado interés en colaborar con la Justicia que ayude a resolver los 300 crímenes terroristas pendientes".

LA DISPERSIÓN TIENE EL AVAL DE LA JUSTICIA

Tras recordar que la política de dispersión de presos de ETA fue avalada por el Tribunal de Estrasuburgo y por el Constitucional, ha querido dejar claro que las víctimas de ETA seguirán reclamando justicia y que no admitirán que "quienes causaron tanto sufrimiento y dolor pretendan encontrar atajos para eludir todas las consecuencias que el ordenamiento jurídico prevé".

Por último, ha tenido también palabras de recuerdo para las víctimas del terrorismo yihadista, que a España le ha costado ya 284 víctimas mortales, las últimas el 'héroe del monopatín' Ignacio Echevarría en Londres y los 16 fallecidos en los atentados de Barcelona y Cambrils de agosto del pasado año.

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha afirmado que, "cuando la violencia de ETA ha sido definitivamente derrotada, también es necesario derrotar su mentira y no olvidar sus terribles acciones criminales".

Acabados los discursos, la presidenta ha dado paso a un minuto de silencio en homenaje a las víctimas que ha sido secundado por todos los presentes puestos en pie.

ASISTENTES

Al homenaje, el primero con la banda terrorista ya disuelta, también han asistido los presidentes del Tribunal Constitucional, Juan José González, y del Consejo General del Poder Juduicial (CGPJ), Carlos Lesmes; el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán; el Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán; y el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, del PP.

Además estaban los exministros de Interior y Justicia del PP, Juan Ignacio Zoido y Rafael Catalá, y miembros de todos los grupos parlamentarios, encabezados por sus portavoces, así como representantes de asociaciones de víctimas. No ha acudido el Colectivo de Víctimas del terrorismo (Covite) en protesta "por la presencia de los herederos políticos de ETA", en referencia a Bildu, que "no condenan ni repudian a ETA".

Este homenaje se viene celebrando en la Cámara Baja desde 2010, cuando el entonces presidente de la Cámara, el socialista José Bono, creó el Día de Homenaje a las Víctimas del Terrorismo que, a iniciativa de las asociaciones, se fijó para el 27 de junio.

Ese día de 1960 ETA asesinó por primera vez, concretamente a una niña de 22 meses llamada Begoña Urroz Ibarrola, que murió calcinada en un coche como consecuencia de un artefacto explosivo que la banda terrorista colocó en la estación de autobuses de San Sebastián.

Investigaciones recientes señalan que el autor de este asesinato fue el DRIL (Directorio Revolucionario Ibérico de Liberación), un grupo hispanoluso antifranquista y antisalazarista. De esta forma, el primer crimen de ETA sería el del guardia civil José Antonio Pardines, asesinado el 7 de junio de 1968.