28 de enero de 2021
26 de noviembre de 2020

Vox dice que Illa tiene más motivos para llorar que Irene Montero y Podemos le replica que están rabiosos

Vox dice que Illa tiene más motivos para llorar que Irene Montero y Podemos le replica que están rabiosos
El diputado de Vox, Juan Luis Steegmann Olmedillas, en una reunion de la Comision de Sanidad - POOL - ARCHIVO

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Vox en la Comisión de Sanidad del Congreso, Juan Luis Steegmann, considera que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, tiene más motivos para llorar que la titular de Igualdad, Irene Montero, a la que ha acusado de fingir sus lágrimas en un acto sobre violencia de género, una afirmación que desde Unidas Podemos interpretan como muestra de la "rabia" que causa en los de Santiago Abascal saber que hay Gobierno de coalición para cuatro años.

Steegmann ha aprovechado la comparecencia de Illa en el Congreso para agradecerle su "contención" y que no haya "llorado" ante la Comisión de Sanidad aunque, a su juicio, él tiene "mucho mas motivos para llorar que algunas que además lo fingen".

"Exactamente 75.175 razones más, que es el exceso de mortalidad calculado con los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE)", ha añadido el diputado de Vox, en un intento de comparar las víctimas del coronavirus con las de la violencia machista, sobre la que versaba el acto en que Montero derramó sus lágrimas.

Al ser preguntado en rueda de prensa sobre las palabras del diputado de Vox, el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, ha reivindicado el derecho a "emocionarse en público" de los dirigentes de su formación.

SOMOS EMPÁTICOS

"No tiene nada de malo que se te escape una lágrima, eso revela una verdad, que nos preocupa lo que les pasa a los ciudadanos, que nos afecta y somos empáticos", ha dicho, tras recordar que él mismo se emocionó cuando nació el Gobierno de coalición.

En cualquier caso, desde su punto de vista, lo que revelan las palabras de Steegmann, "más allá de cinismo de Vox", es "el nerviosismo y la rabia de la extrema derecha por saber que hay un Gobierno de coalición que va a durar como mínimo cuatro años".