13 de octubre de 2019
6 de junio de 2018

Vox se querella contra Ferrán López y otros mandos de los Mossos por no cumplir el mandato judicial de impedir el 1-O

Trata de personarse en un causa ya abierta en un Juzgado de Cornellá del Llobregat, que planteó su inhibición a la Audiencia Nacional

MADRID, 6 Jun. (EUROA PRESS) -

El partido político VOX, que ejerce como acusación popular en el Tribunal Supremo y en un juzgado de Barcelona en las causas relativas al 'procés' y al referéndum ilegal del 1 de octubre, se ha querellado contra el jefe de los Mossos d'Esquadra, Ferrán López, y otros altos mandos de la policía autonómica por no cumplir con el mandato judicial de impedir la celebración de la consulta independentista.

La querella ha sido interpuesta este miércoles en el Juzgado de Instrucción número 3 de Cornellá de Llobregat (Barcelona) por los delitos de sedición, rebelión y desobediencia y denegación de auxilio, ya que "no ejecutaron las órdenes enviadas" por parte del juez de instrucción que estaba de guardia en ese momento en dicha localidad, ha explicado el abogado de VOX, Pedro Fernández, a las puertas del Tribunal Supremo, al que ha acudido para asistir a la vista en la que se iba a revisar los recursos de apelación contra los procesamientos de Carles Puigdemont, Junqueras y otros 13 investigados.

Precisamente, este juzgado catalán, que ya investiga a Ferrán López y a otros comisarios como Joan Carles Moliner por estos mismos hechos, planteó su inhibición a la magistrada de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, que ha procesado al mayor de los Mossos Jose Lluís Trapero, la intendente Teresa Laplana y los exjefes políticos del cuerpo policial Pere Soler y César Puig, por los delitos de sedición y organización criminal por la elaboración de las pautas de actuación en el 1-O.

Aunque el titular del juzgado de Cornellá consideraba que la Audiencia Nacional estaba instruyendo los mismos hechos que él, Lamela rechazó quedarse con esta causa porque, a su juicio, entre ambos procedimientos no existía ni conexión subjetiva en los hechos, ni tampoco material.

Ahora Vox se querella contra López y Molinero, además del comisario Emili Quevedo; el intendente Antoni Verger; el intendente jefe de la División Técnica de Planificación de la Seguridad, Amadeu Domingo; la jefe del servicio de Asesoramiento Jurídico de los Mossos, María Paz Martí y el agente Franciso Javier Gámez.

El dispositivo diseñado por la Jefatura de los Mossos d'Esquadra para el 1-O "se elaboró con el fin de incumplir las órdenes" precisas del Tribunal Constitucional y del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de impedir el referéndum, indica la querella, según han informado fuentes de la acusación popular a Europa Press.

La querella relata que el Juzgado de Instrucción número 3 de Cornellá del Llobregat mantuvo conversaciones con los responsables del cuerpo policial autonómico el día previo, el mismo y posterior al referéndum sobre el desarrollo de la jornada, reclamando atestados sobre hechos presuntamente delictivos. Ante el continuo y sistemático incumplimiento de los requerimientos, este Juzgado incoó de oficio diligencias previas, recuerda Vox.

Asimismo, subraya que se "camuflaron" las intenciones de que se iban a cumplir las exigencias judiciales, cuando en verdad ese día se concedieron permisos de vacaciones a numerosos agentes y que se enviase sólo una patrulla de dos policías a cada centro de votación, han indicado las mismas fuentes.