28 de noviembre de 2020
24 de febrero de 2007

Zamora acoge hoy y mañana el Encuentro de Comunidades Castellanas y Leonesas para crear el Consejo de la Emigración

ZAMORA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Encuentro Internacional de Comunidades Castellanas y Leonesas en la Emigración, que se celebra desde hoy y hasta mañana en Zamora, creará el Consejo de la Emigración, un órgano de carácter consultivo cuya función es asesorar a la administración sobre las políticas que se pongan en marcha relacionadas con la emigración.

Esta iniciativa fue inaugurada por el consejero de Presidencia de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, quien explicó que a lo largo de las dos jornadas se elegirá a los seis representantes que las 119 casas regionales tienen que aportar, tres de ellos procedentes de las casas de España y otros tres de fuera del país.

Asimismo, otro tercio del consejo estará formado por representantes de las corporaciones locales, universidades y personalidades de prestigio, mientras que la tercera parte restante estará integrada por representantes del Gobierno regional.

Fernández Mañueco aseguró que la administración regional está trabajando en las líneas fundamentales para la elaboración de una estrategia para los emigrantes. En este sentido, puso como ejemplo a la Diputación de Zamora porque, en su opinión, "simboliza el esfuerzo de ayuntamientos y diputaciones que van en la vanguardia de la colaboración".

Es intención de la Junta, añadió, incorporarse a las líneas y los programas de ayuda que se están aplicando ya en las diputaciones y ayuntamientos, lo que incluye "poner más recursos económicos para las operaciones Añoranza y Raíces".

Mañueco recordó que el último Plan de Empleo de la Junta recoge medidas especiales para que los emigrantes puedan encontrar trabajo con sus hijos y nietos. Además, añadió, "estamos trabajando en otros aspectos como la creación de una tarjeta para que los emigrantes tengan los mismos derechos y deberes que cualquier ciudadano de Castilla y León".

En este sentido, apuntó, la Junta está estudiando "otorgar la nacionalidad a los hijos y nietos de los españoles que están fuera del país".

García Carnero, quien expuso el Estatuto del Emigrante durante el congreso, recordó que más de cien mil castellanoleoneses viven fuera de la región, lo que podría entenderse como la "décima provincia" de la región.

El presidente de la Casa de Zamora en Cuba, Sergio Rabanillo, reclamó que se mantenga la ayuda que da la Junta de Castilla y León, una vez que "Zamora marcó el paso".

Rabanillo coincidió con García Carnero en considerar el Estatuto del Emigrante como "una proyección general sin una concreción" real de lo que va a suponer pero "será muy positivo" si luego se elaboran los reglamentos para desarrollarlo. Reconoció que, además, "da una posibilidad a un gran anhelo que hay entre el colectivo de emigrantes como es la obtención de la ciudadanía para los nietos".