30 de marzo de 2020
22 de julio de 2008

Zapatero no apoya "la reducción drástica del gasto" que propone Rajoy y promete "austeridad y solidaridad"

Zapatero no apoya "la reducción drástica del gasto" que propone Rajoy y promete "austeridad y solidaridad"
EP

   MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -  


   El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, advirtió ayer de que no está de acuerdo "con esa receta" del líder del PP, Mariano Rajoy, "de hacer una reducción drástica del gasto público". "Ya sabemos contra quién chocan algunos planes de choque, siempre contra los trabajadores", manifestó el líder socialista en un acto del PSOE con motivo de los cien días de gobierno y un día antes de recibir a Rajoy en Moncloa.

   Zapatero aseguró que aplicará una política de austeridad --"la va a haber y fuerte", garantizó-- pero añadió que será "de austeridad y de solidaridad" con los sectores que más lo necesiten como desempleados, trabajadores con el salario mínimo o en paro y familias con problemas para afrontar la hipoteca.

   Ante un millar de personas --la mitad de ellos cargos del partido, diputados y senadores--, Zapatero insistió en que "no es una conjetura" que los planes económicos de la derecha "siempre chocan con los más desfavorecidos", sino que así se demostró cuando gobernaron "con decretazos" en el pasado.

   En un tono más explicativo que mitinero, el líder socialista, vestido con traje y corbata, se mostró más bien serio y dedicó más de la mitad de su discurso a hablar de economía.

   El jefe del Ejecutivo aseguró que su "prioridad" en esta legislatura es volver a tener un ritmo de crecimiento económico que permita recuperar la capacidad de crear empleo que España tuvo en la legislatura pasada, y precisó que para ello buscará el acuerdo de sindicatos y empresarios, y también de todos los grupos políticos.

   En este sentido, se declaró "abierto" a escuchar las propuestas de los distintos partidos, pero advirtió de que "el límite son las políticas sociales" y si alguien pretende recortarlas "el Gobierno no estará de acuerdo". "Se lo digo a todos los grupos, también al PP y a Rajoy", añadió.

   Zapatero recordó que hoy se reunirá por décima vez con el líder de la oposición y confió en que la cita dé como resultado "un fruto positivo", en especial para renovar las instituciones (el Consejo General del Poder Judicial y el CGPJ) y para que la lucha contra el terrorismo "sea en esta etapa como debió ser siempre, desde la unidad de los partidos y de los demócratas".

   Además, rechazó las críticas lanzadas por el PP contra éste acto de los cien días de Gobierno, además de no haber esperado ni cien días para ejercer la crítica. Zapatero no habló de celebrar, sino de "rendir cuentas" y "explicar la tarea de Gobierno" porque "alardear" no es su estilo aunque "quizá sea el de otros".

   "Puede que los que nos lo reprochan no estén acostumbrados a rendir cuentas y a asumir responsabilidades, los socialistas sí estamos dispuestos", manifestó.