22 de septiembre de 2019
  • Sábado, 21 de Septiembre
  • 21 de septiembre de 2008

    Zapatero pedirá esta semana en la ONU más recursos de la comunidad internacional para cumplir los Objetivos del Milenio

    La pobreza y el hambre representan para España el primer desafío global, por delante de la paz y la seguridad

    NUEVA YORK, 21 Sep. (de la enviada especial de EUROPA PRESS, Beatriz Fernández) -

    El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pedirá esta semana en Naciones Unidas más dinero y recursos de la comunidad internacional para lograr los Objetivos del Milenio, las metas que se fijaron en 2000 para, entre otros fines, reducir a la mitad la pobreza extrema y el hambre en el horizonte de 2015.

    El jefe del Ejecutivo aterrizará en la noche del martes en Nueva York para participar, por cuarto año, e intervenir con un discurso por segundo vez en la apertura de la Asamblea General de la ONU (Zapatero intervino también en 2006 ante la Asamblea, pero lo hizo en diciembre con motivo de una reunión sobre la Alianza de Civilizaciones).

    El interés central para el Gobierno de esta nueva visita a Naciones Unidas radica en la reunión que ha convocado para el jueves el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, para evaluar el cumplimiento de los Objetivos del Milenio, justo cuando se está en el ecuador del plazo fijado, explicó la directora de Política Internacional y de Seguridad de Moncloa, Milagros Hernando, en un encuentro con los medios de comunicación.

    Según explicó ayer desde Nueva York el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, España considera que el hambre y la pobreza constituyen el primer gran desafío que ha de enfrentar la comunidad internacional, incluso por delante de la paz y la seguridad, puesto que los dos primeros representan "la causa principal de la inestabilidad en el mundo".

    RECUPERAR EL LIDERAZGO DE LA ONU

    Bajo su punto de vista, Naciones Unidas tiene que recuperar el liderazgo perdido porque se trata de la organización mejor preparada para hacer frente a estos retos y avanzó que el jefe del Ejecutivo lanzará alguna "iniciativa" contra el hambre y la pobreza que, confió, tendrá una repercusión similar a lo que representó la Alianza de Civilizaciones.

    Por expresa invitación de Ban Ki Moon, Zapatero copresidirá una de las tres mesas de debate, en concreto, la dedicada a la pobreza y el hambre, junto al presidente de Malawi, Bingu Wa Mutharika. El jefe del Ejecutivo trasladará el mensaje de que "con más presupuesto" podrían cumplirse algunos Objetivos del Milenio que hoy parecen difíciles de convertirse en una realidad para 2015, avanzó la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez.

    Y es que desde 2005, antes de que comenzaran a dejarse sentir las primeras 'turbulencias financieras', los países industrializados han comenzado, salvo excepciones como España, a reducir sus aportaciones en materia de ayuda al desarrollo, mientras que con 210.000 millones de euros adicionales se lograría el objetivo de que los países desarrollados destinasen el 0,7% de su PIB a ayuda al desarrollo.

    De ahí que el presidente quiere hacer un llamamiento a la "responsabilidad" y advertir sobre la actual crisis alimentaria y la necesidad de mejorar la producción agraria en los países en desarrollo.

    Zapatero reiterará el compromiso de su Gobierno con las políticas de cooperación, como demuestra que su Ejecutivo destinara el año pasado 2.618 millones de euros para ayudar a alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, de los cuales 1.272 se dedicaron concretamente a erradicar la pobreza extrema, o que España destine este año el 0,5 por ciento de su Producto Interior Bruto a ayuda al desarrollo.

    Tras su intervención en la reunión sobre los Objetivos del Milenio, que se desarrollará en la mañana del jueves, Zapatero ofrecerá una rueda de prensa y posteriormente asistirá a un almuerzo ofrecido por la presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf, y el primer ministro de Dinamarca, Anders Fogh Rasmussen, a líderes de países que han destacado en la promoción del tercero de los Objetivos del Milenio, la igualdad de género.

    En el almuerzo se espera la presencia de una reconocida figura del mundo del espectáculo que, según algunas fuentes, podría ser la actriz Scarlett Johanson.

    Después del almuerzo, Zapatero intervendrá por segunda vez desde 2004 en el debate general del 63 periodo de sesiones de la Asamblea General y después emprenderá el regreso a Madrid.

    COLABORACIÓN CON EL PNUD

    Un día antes, el presidente iniciará sus actividades en la ONU presentando la novedosa iniciativa desarrollada por España con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en ocho países y que consiste en agrupar a todas las agencias de la ONU con presencia en un país bajo un mismo coordinador, con el fin de ganar en eficacia.

    Reino Unido y Noruega anunciarán su adhesión a esta iniciativa, que el Gobierno español espera ampliar próximamente a un total de 15 países (Países Bajos es otra de las naciones interesadas) y para la que ya ha aportado desde 2006 un total de 528 millones de euros. Según fuentes diplomáticas, España anunciará nuevas contribuciones a este fondo.

    Tras su participación en la presentación del Fondo España-PNUD, Zapatero ofrecerá una cena a los jefes de Estado y de Gobierno y ministros iberoamericanos, así como a altos cargos de Naciones Unidas y personalidades del ámbito político, económico y cultura con especial vinculación con España.

    Aunque se trata de la tercera edición de la llamada Velada Iberoamericana, es la primera vez que la cena se celebra a nivel de jefes de Estado y de Gobierno, ya que los dos años anteriores la presidió el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos.