17 de agosto de 2019
  • Viernes, 16 de Agosto
  • 19 de julio de 2008

    Zapatero y Rajoy intentarán buscar acuerdos en Justicia y política antiterrorista en su primera cita de la legislatura

    La economía y la financiación autonómica también estarán presentes en la agenda de la reunión

    MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder del PP, Mariano Rajoy, intentarán buscar acuerdos para modernizar la Justicia y mantener el consenso en política antiterrorista en la reunión que mantendrán el próximo miércoles en el Palacio de la Moncloa, la primera de esta legislatura. La agenda de este encuentro se completa con temas como la situación de la economía española y la financiación autonómica.

    La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, afirmó ayer que el encuentro no tiene orden del día, de modo que ambos podrán hablar de lo que deseen, pero dejó claro que Zapatero quiere acordar "líneas de trabajo conjuntas" con Rajoy sobre lo que considera temas de Estado: reforma de la Justicia y renovación de los órganos constitucionales, situación económica, lucha contra el terrorismo y nuevo modelo de financiación autonómica.

    Por su parte, el presidente de los 'populares' acude a La Moncloa con la economía como tema estrella, pero está dispuesto a "hablar de todo" con el jefe del Ejecutivo, según reconoció hace unos días en una entrevista radiofónica, incluida la renovación del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Constitucional.

    Para Zapatero este es el primer punto en el que Rajoy "debe hacer los deberes", pero los 'populares' tienen claro que cualquier acuerdo en este punto va condicionado a una reforma global de la Justicia. Para despejar el camino, el Consejo de Ministros aprobó ayer un informe sobre el anteproyecto de ley para implantar la nueva Oficina Judicial, destinada a modernizar la Administración de Justicia.

    La última vez que ambos dirigentes se entrevistaron en el Palacio de La Moncloa fue el 11 de junio de 2007, una reunión marcada por el alto el fuego decretado por ETA en esa fecha, y que sólo sirvió para visualizar las diferencias en política antiterrorista que los dos grandes partidos habían mantenido a lo largo de la pasada legislatura.

    NUEVO CLIMA DE ENTENDIMIENTO

    El encuentro de este miércoles se celebra en un clima muy distinto. La voluntad de acercamiento de PSOE y PP en la lucha contra el terrorismo ya se puso de manifiesto esta misma semana, durante un acto de homenaje a las víctimas de ETA organizado por el diario 'La Razón'.

    La legislatura pasada terminó con el asesinato a manos de ETA del ex concejal socialista Isaías Carrasco y la actual ha empezado con PSOE y PP dando muestras de unidad. Zapatero ha dejado claro que no considera necesario poner por escrito un nuevo pacto antiterrorista, pero sigue pretendiendo que el PP renuncie a usar la política antiterrorista como arma partidista.

    En un aspecto más concreto, PSOE y PP coinciden también en que hay que estudiar qué cambios legislativos se pueden llevar a cabo para evitar que los etarras puedan convivir junto a las víctimas del terrorismo, aunque ambos también admiten la dificultad de plasmar esas medidas jurídicamente.

    LA ECONOMÍA, UNA PRIORIDAD PARA EL PP.

    El primer partido de la oposición considera que la crisis económica que atraviesa España debe centrar esta cita y, de hecho, Mariano Rajoy aprovechará para poner encima de la mesa algunas de las propuestas económicas que ha esbozado en público estas últimas semanas y que pasan por practicar la austeridad en el gasto público, rebajas de impuestos y ayudar a las familias con créditos hipotecarios.

    El PP, que incluso llegó a enviar estas propuestas a través de un mensajero al Palacio de la Moncloa, ha insistido a lo largo de estos últimos días que el gabinete socialista debería "aceptarlas", máxime cuando Rajoy le ha ofrecido "ayuda leal" para intentar paliar cuanto antes los efectos que a su juicio está causando la crisis.

    El presidente del Gobierno está dispuesto a escuchar al líder del PP y a estudiar medidas conjuntas, pero no a aceptar en bloque unas propuestas económicas que, recuerdan fuentes de Moncloa, fueron rechazadas por el Congreso de los Diputados. Lo cierto es que mientras el Gobierno urge al PP a no ser catastrofista y dar muestras de responsabilidad en el asunto más importante de la legislatura, el PP ha encontrado en él su principal baza de oposición.

    PACTOS DE ESTADO.

    Como ya hizo durante la campaña electoral previa a los comicios del 9 de marzo, Rajoy expondrá de nuevo a Zapatero la necesidad de que socialistas y 'populares' alcancen pactos de Estado en temas como la lucha antiterrorista, la política exterior, la justicia o la mejora de las pensiones.

    Según fuentes del Palacio de la Moncloa, la reunión será la ocasión de comprobar si realmente Rajoy ha abandonado su oposición frontal de la anterior legislatura y quiere llegar a acuerdos, o si lo que pretende es imponer su visión sobre estos temas. Las fuentes consultadas señalan que el PP está alternando las declaraciones más conciliadoras con otras que muestran que se mantiene en su antigua posición de confrontación.

    El cuarto tema que, con toda seguridad abordarán los dos líderes es la reforma del modelo de la financiación autonómica, un día después de que los consejeros de Economía de todas las comunidades autónomas desvelen sus posiciones en un Consejo de Política Fiscal y Financiera que analizará la propuesta del Gobierno.