17 de febrero de 2020
24 de mayo de 2008

Zarrías dice que el sector "más reaccionario" del PP se manifestó contra Rajoy por cambiar a un discurso "más racional"

BEAS DE SEGURA (JAÉN), 24 May. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente primero de la Junta de Andalucía y secretario general del PSOE de Jaén, Gaspar Zarrías, afirmó hoy que fue el sector "más reaccionario" del PP el que ayer se manifestó contra su líder, Mariano Rajoy, "debido a su decisión de girar hacia un discurso más racional y donde no todo vale tras la derrota electoral".

Zarrías realizó estas declaraciones en la VII Escuela de Primavera organizada por Juventudes Socialistas de Jaén en Beas de Segura, donde recordó a los asistentes que antes de los comicios los socialistas "vaticinaron su victoria y la creación de un problema grave en el PP". "El vaticinio se está cumpliendo en extensión, cantidad y calidad mayor de lo previsto", añadió en referencia a las protestas de un grupo de militantes contra Rajoy en Génova.

"No se había asistido antes a algo igual. Rajoy tuvo que salir por la gatera porque peligraba su integridad física", comentó el dirigente socialista, quien dijo que "no hay que hacer leña del árbol caído" y que hay que analizar el problema con "mesura", puesto que al deteriorarse un partido político se está deteriorando también uno de los principales cauces de participación ciudadana.

Así, Zarrías apuntó que hay un número importante de ciudadanos que han estado mucho tiempo "ocultos y que son lo que hoy hay por ejemplo en la Liga Norte Italia". "Están volviendo a levantar la cabeza ahora que el PP intenta hacer un discurso más racional, donde todo no vale y no hay cosas que pude revertir en negativo a la sociedad, como el uso del terrorismo, el enfrentamiento de las dos Españas o hacer un problema de todo", explicó.

Por ello, comentó que cuando se ha dado cuenta de ello, "la parte más reaccionaria se va a Génova a insultar a Rajoy y a increpar a todo el que no piensa como ellos". En este sentido, consideró que el fin pasa por un cambio en la derecha española, de modo que este sector quede como la Liga Norte italiana y haya un partido de centro derecha "con el que pueda haber acuerdos, cosa que no ocurrió en el segundo gobierno de Aznar ni en los cuatro años de oposición de Rajoy".