22 de octubre de 2020
21 de septiembre de 2020

El 44% de los trabajadores navarros califican su trabajo como "sedentario"

PAMPLONA, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

El 44% de los trabajadores navarros califican su trabajo como "sedentario" y el 76% definen sus hábitos alimentarios entre "algo y nada saludables", según una encuesta elaborada por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO).

El trabajo analiza cómo son las costumbres en el contexto laboral. Se ha realizado a nivel nacional sobre una muestra de 2.000 trabajadores. Un 44% de los navarros asegura que su trabajo es básicamente sedentario, "pasando la mayor parte del tiempo sentado y caminando poco". Además, el 76% de los trabajadores navarros califican sus hábitos alimentarios como "algo o nada saludables" y tan solo el 24% los califica como "muy saludables".

"Llama la atención el alto número de trabajadores navarros que califica su trabajo como sedentario y, además, considera que sus hábitos son algo o nada saludables, por lo que es fundamental que concienciemos a la sociedad sobre la importancia de mantener buenos hábitos a nivel nutricional en el trabajo, donde pasamos gran parte de nuestro día a día", explica el doctor Manuel Gargallo, especialista en Endocrinologia y Nutrición del Hospital Universitario Infanta Leonor y de la Fundación Jiménez Díaz, y miembro de la SEEDO.

El experto destaca, además, los "llamativos" índices de obesidad que tenemos en España y señala que "está comprobado que es un factor claro de riesgo para determinadas patologías como la diabetes o las enfermedades cardiovasculares, entre otras muchas, incluida la Covid-19".

El especialista subraya que, durante el confinamiento, según datos de la propia SEEDO, un 44% de la población engordó entre uno y tres kilos. "El aumento del teletrabajo, el uso de mascarillas y el distanciamiento social ya son parte de nuestro día a día y claves para cuidar la salud de todos. Pero, además, los hábitos y recomendaciones para cuidar de nuestra salud nutricional y evitar sobrepeso siguen invariables y debemos tenerlos muy en cuenta en este atípico regreso al trabajo", señala.

Los trabajadores pasa una media de 8,5 horas al día en el lugar de trabajo y es en este ámbito donde llevan a cabo gran parte de su consumo diario de alimentos y bebidas, destacando el hecho de desayunar o tomar café, almorzar, comer o picar algo e incluso merendar, según la citada encuesta. "Los hábitos que tengamos, por tanto, en el contexto laboral, serán determinantes para tener un peso adecuado y una buena salud a nivel nutricional y general", puntualiza el doctor Gargallo.

En cuanto a los alimentos que más se consumen durante el horario de trabajo, destacan el café, la infusión o el té; seguido de fruta; comida llevada desde casa o bocadillos; lácteos o frutos secos; y comida de restaurante o snacks salados. Respecto al tipo de bebidas que se suelen tomar durante la jornada laboral, destaca el agua, seguido del café y los refrescos.

A raíz de este análisis, un grupo de expertos de la SEEDO, liderado por el doctor Gargallo, ha elaborado la guía 'Recomendaciones para prevenir la obesidad en el ámbito laboral', un documento que contiene datos y consejos que se pueden poner en práctica en el regreso al trabajo.

"Para realizar esta recopilación de recomendaciones y consejos hemos tenido en cuenta la importancia del conjunto de hábitos saludables, desde la actividad física, hasta la alimentación y, por supuesto, también el descanso y el bienestar mental de los trabajadores", sostiene el doctor Gargallo.

Entre estas recomendaciones se encuentra ir andando al trabajo o bajarse una parada antes en el transporte público; utilizar las escaleras en lugar del ascensor; comer cereales integrales, fruta, verdura y legumbres; para el descanso de media mañana, priorizar el consumo de fruta natural o lácteos como el yogur o también frutos secos; y beber agua, entre uno y dos litros diarios. También se plantea que la cerveza sin alcohol es una bebida fermentada con muy pocas calorías, así que puede ser una opción "interesante" para considerar durante la jornada laboral.

Entre otros consejos, se señala, en la medida de lo posible, evitar los turnos de noche; hacer deporte y tomar el aporte adecuado de líquidos, y dormir las horas necesarias.

"Además, no debemos olvidar agregar aspectos que hoy en día son fundamentales en nuestra rutina para cuidar de nuestra salud y la de los que nos rodean: utilizar las mascarillas; lavarse las manos con frecuencia; mantener la distancia social; y cumplir las indicaciones señaladas en cada lugar de trabajo", precisa el doctor Gargallo.

El documento destaca la importancia de contar una correcta hidratación durante el horario laboral y recalca que el agua debe ser la fuente de hidratación prioritaria y su consumo debe ser de uno a dos litros diarios. Además, señala que existen otras alternativas "interesantes", como la cerveza sin dado su bajo contenido calórico y sus ingredientes y su elaboración en base al proceso de fermentación.

Manuel Gargallo señala que "la cerveza sin alcohol es una bebida fermentada con muy pocas calorías (22 kcal/100ml), así que, si te gusta y te apetece, puede ser una buena opción durante la jornada laboral". Además, el experto apunta que esta bebida está compuesta por agua en un 90%.

"La cerveza es una bebida fermentada con una cantidad baja en sodio, con una composición nutricional interesante y con bajo aporte de calorías. Además, tiene efectos positivos en el organismo regulando la flora intestinal y mejorando el control de la glucemia. Incluso podría tener efectos protectores para prevenir la degeneración neuronal y el deterioro de las funciones
cerebrales", añade.