25 de enero de 2020
  • Viernes, 24 de Enero
  • 17 de marzo de 2010

    Cinco varones detenidos por la Policía Foral acusados de maltratar a sus parejas

    PAMPLONA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

    Cinco varones han sido detenidos los últimos días por la Policía Foral y policías locales acusados de ser autores de delitos de malos tratos físicos y psíquicos contra sus parejas, según informó el Gobierno.

    El día 14 de marzo, sobre las 00.20 horas, se recibió una llamada en el Centro de Mando Coordinado (CMC) de la Policía Foral alertando sobre un posible caso de malos tratos en un domicilio de Elizondo. Cuando llegaron los agentes encontraron a una mujer que dijo haber recibido un tortazo, patadas, insultos y amenazas de muerte de su pareja durante una discusión, y que una amiga había sido testigo de los hechos. Los policías realizaron las correspondientes indagaciones y localizaron al presunto agresor, un vecino de Elizondo de 33 años, que fue detenido.

    El mismo día 14, en torno a las 11 horas, se recibió otra llamada en el CMC solicitando la presencia policial en un domicilio de Villava donde tenía lugar una fuerte discusión. Una mujer manifestó a los agentes de la Policía Municipal de la localidad que acudieron a la vivienda que había sido insultada y golpeada en la cara, causándole lesiones en la nariz, por su pareja, un vecino de Villava de 43 años que fue detenido por los agentes municipales. La Policía Foral asumió las diligencias del caso.

    También el día 14 fue detenido en una localidad de Tierra Estella un vecino de la misma de 29 años como responsable de un presunto delito de malos tratos. Una mujer que llamó al CMC afirmó que en el transcurso de una discusión había sido agredida por su marido, a quien acusó de haberle insultado y agarrado del cuello, zarandeándola y golpeándole contra una puerta, lo que le hizo perder el conocimiento. La mujer presentó una denuncia acompañada de un parte de lesiones, y la Policía Foral procedió a la detención del supuesto autor de la agresión.

    Asimismo, el día 14 de marzo la Policía Foral detuvo a un vecino de Cadreita, de 47 años, después de que su esposa presentara una denuncia acusándole de malos tratos físicos y solicitara una orden de protección. La mujer declaró el día 13 en la comisaría de la Policía Foral de Tudela que desde hacía tiempo las discusiones familiares eran constantes, y que durante las mismas era insultada y golpeada.

    Por último, el día 15 fue detenido un vecino de Sarriguren de 33 años denunciado por su mujer, que indicó que la actitud que mantenía el hombre hacía que la convivencia fuera imposible. Según dijo en la comisaría central de Pamplona cuando presentó la denuncia, desde tiempo atrás su marido les molestaba tanto a ella como a los hijos de la pareja con ruidos, llegando tarde a la vivienda y con provocaciones que hacía que las discusiones fueran constantes.

    Tras una de ellas, la mujer decidió abandonar el domicilio y trasladarse al de un familiar, donde siguió siendo hostigada por su marido con constantes llamadas y mensajes, así como con seguimientos desde un coche, por lo que finalmente decidió denunciarle.